En la tarde de hoy se ha celebrado en en Hotel Beatriz de Albacete, un acto acorde a los nuevos tiempos, en el que se ha presentado de forma oficial y ante los medios y numeroso público asistente, la nueva unión profesional entre Rubén Pinar y sus nuevos apoderados, la empresa Tauroemoción y Dávila Miura, quienes en la próxima temporada dirigirán la carrera del diestro de Santiago de Mora.

En ambas partes se ha visto la ilusión de esta nueva andadura en la que espera conseguir algo grande. Pinar declaraba que la decisión de contar con estos nuevos apoderados se debía a que le ilusiona la forma que tienen de trabajar y confía en crecer como torero a su lado, ya que tiene mucha confianza en su gestión, por el trabajo que han llevado a cabo con otros matadores o en la gestión de diferentes plazas de toros, que abalan su trabajo.

Pinar, tal y como reconocía, quiere seguir creciendo como torero, pisar el ruedo más tardes y sobre todo lograr grandes triúnfos en las plazas y ferias más importantes. En estos momentos, está ya casi recuperado de la cogida que sufrió el pasado 12 de octubre en Las Ventas, y su objetivo, según comentaba, es el de empezar a entrenar en en campo pronto para estar al 100% al inicio de la temporada.

Por su parte, Alberto García, de la empresa Tauroemoción, declaraba haber apostado por Pinar, ya que es un torero de mucho valor y proyección. Uno de sus objetivos, es el de elevar el número de corridas de toros para Pinar y también la calidad de las mismas. Para ello, según el propio empresario decía, se debe ampliar la variedad de encastes a los que se enfrente Pinar, y no dejar que se le clasifique como un matador de las conocidas como «corridas duras».

Esto hará que pueda verse el gran potencial que tiene y como resultado, el cosechar mayores triunfos Dávila Miura, que ya apoderó a Pinar en sus inicios, se mostraba feliz de volver a unirse profesionalmente a él, ya que según reconocía, siempre ha creído en él y sabe que todavía tiene mucho que decir en el mundo del toro porque tiene la capacidad de asumir grandes retos.