Padilla, fue homenajeado anoche en el Centro Taurino de Lima, ante la mirada de cientos de aficionados.

En el año de la despedida de Juan José Padilla, no están faltando homenajes ni reconocimientos, por sus 25 años de alternativa, ni su trayectoria basada en la superación ante percances de extrema gravedad. De ahí, el respeto y admiración de aficionados y público en general. Anoche, tocó el reconocimiento y homenaje en el Centro Taurino de Lima, ante la mirada y el clamor de cientos de aficionados.

Sin duda alguna, este año quedará marcado para Juan José, por el cariño y admiración que está sintiendo en cada plaza que se despide, y toda esta admiración no podía faltar al otro lado del charco. No escatimar en esfuerzos ante las adversidades, tiene su recompensa, y en esta ocasión, el mundo del toro está siendo justo con el torero jerezano reconociendo su trayectoria labrada en la dureza, pero siempre dando la cara.

Tras la cara más amarga, detrás existe la cara más amable de la vida. Con esfuerzo, y según declaraciones del mismo torero, el hombre lo puede lograr todo en esta vida.