Desde que llegara a América para cumplir temporada en México, Diego Ventura no cesa de recibir constantes muestras de cariño, en las plazas de toros y fuera de ellas. La última es el homenaje que se le ha tributado en San Francisco a cargo del Grupo de Forcados Amadores de Turlock, a quien asiste la virtud de tener muy viva la afición a los toros en Norteamérica con su sola presencia, pero también con las actividades anuales que lleva a cabo, como la cena de Navidad que se ha aprovechado este año para tributar un cálido reconocimiento al rejoneador de La Puebla del Río por los veinte años de alternativa que ha cumplido en 2018. Con Ventura, compartió el homenaje Rui Fernandes, a quien también se ha distinguido por su trayectoria profesional.
Más de cuatrocientas personas acudieron a la cena, que se convirtió en un gran encuentro internacional en nombre del toreo, ya que en ella participaron invitados representantes de diversos países como México, Estados Unidos, Francia, Portugal y Canadá, entre otros. Diego Ventura agradeció el homenaje «por venir de tan buenos aficionados, a quienes admiro por vuestro entusiasmo y pasión por vivir el toreo aun estando tan lejos. Que la Tauromaquia es universal se cumple en ejemplos de vida como el vuestro», destacó.