Los carteles de la Feria taurina de Valdemorillo ya están en la calle aunque de manera no oficial, hasta el día de la presentación de los mismos  por parte del Ayuntamiento el próximo día 4 de febrero.

Cabe destacar, que los carteles chocan por su pérdida de identidad, pues Valdemorillo  se caracterizaba año tras año por dar oportunidades, y confiar en toreros con ciertos mimbres para destacar, y de igual manera, premiando al torero o toreros triunfador o triunfadores del año anterior. Así era Valdemorillo, y de la siguiente manera será este año…

La presencia de la ganadería que pasta en Lora del Río, Miura, ha llamado poderosamente la atención. La estoquearan mano a mano Manuel Escribano y Pepe Moral. Un cartel puramente sevillano, que sería el perfecto cierre o broche de oro para la próxima Feria de Abril. ¿No? Curro Díaz, Juan del Álamo y Román darán lidia y muerte al día siguiente al encierro de La Palmosilla. Un cartel con toreros contrastados y con presencia en la gran mayoría de las ferias. Lo más coherente ante tal incoherencia, la novillada gratuita para los empadronados, que abrirá la feria.

Siendo tradicional y sin alteración ninguna, a partir de las 11:00 horas, se correrán los encierros con las reses a lidiar por la tarde, a los que les seguirá la tradicional suelta de vaquillas para diversión de los aficionados al festejo popular.

El municipio regido por su edil Gema Gómez, de Progresistas por Valdemorillo, y otra serie de partidos han echado la feria hacia delante, saltándose sus señas de identidad, y sin respetar lo ganado en el ruedo por dos toreros, con necesidad imperiosa de una oportunidad. Miguel de Pablo, y Juan Miguel Benito.

Las combinaciones son las siguientes:

Lunes, 4 de febrero. Novillada con picadores (gratuita para empadronados) Novillos de Hato Blanco (Los Guateles) para los novilleros García Navarrete, Rafael González y Marcos.

Sábado, 9 de febrero. Toros de La Palmosilla para Curro Díaz, Juan del Álamo y Román.

Domingo, 10 de febrero. Toros de Miura para Manuel Escribano y Pepe Moral.