Jesús Janeiro «Jesulín de Ubrique» vuelve a los ruedos. Así lo ha anunciado esta misma mañana, 15 de febrero, en Sevilla ante las decenas de medios de comunicación que se han dado cita en el Hotel Vincci la Rábida. Durante la rueda de prensa, el diestro de Ubrique, ha estado acompañado del periodista taurino Enrique Romero y del empresario taurino Carmelo García.

La reaparición será el próximo 24 de marzo en la localidad sevillana de Morón de la Frontera a las 17 horas, en un cartel conformado por Enrique Ponce y Cayetano Rivera Ordóñez con toros de El Torero.

Jesús Janeiro ha reconocido estar «muy agradecido y contento» por el interés que ha despertado su vuelta. Su vuelta será «algo puntual» durante este 2019, ya que tiene previsto «si todo va bien en Morón» hacer una temporada con más compromisos el año que viene, 2020, para conmemorar sus treinta años de alternativa.

El diestro de Ubrique apuntó a que en esta temporada podría torear una corrida más entre los meses de junio a agosto (Granada o Algeciras) y otra más entre septiembre u octubre, siempre que «los empresarios respeten mis condiciones económicas, de las ganaderías y de los toreros», dejando claro que será el propio Jesulín quién «tenga el control de mis decisiones», sin que haya ninguna persona que haga las veces de apoderado.

Lo que sí ha dejado claro Jesulín es que en cada paseíllo tratará de ser «el mejor» de los actuantes e incluso adelanta que en Morón «se verá a tres perros de presa» sin dejarse ganar la batalla, ni la pelea.

Confesó el de Ubrique que se está preparando físicamente muy fuerte para la vuelta, explicando que «nunca antes me había preparado así, cuando tenía 20 años lo que tenía que buscar era tiempo para descansar porque no paraba de torear, ahora tengo más experiencia pero he perdido fuerzas, reflejos y facultades». También habló de su familia, la cual «me ha apoyado en todo momento en todas las decisiones que he tomado en mi vida», siendo consciente de que «con 45 años y una familia detrás pesa más tomar estas decisiones».

Sobre la temporada que viene, Jesús, manifestó que será en «plazas de segunda y tercera categoría» principalmente descartando pasar por Sevilla, Madrid, Bilbao o Pamplona «porque creo que mi paso por estas ferias ya acabó», aunque no descarta otras plazas de primera con menos exigencia y presión. Un deseo sería el torear la Goyesca de Ronda, para ello ya ha hablado en varias ocasiones con Francisco Rivera «Paquirri», el cuál conmemora el año que viene sus bodas de plata como matador de toros, para poder repetir el cartel de la alternativa del madrileño, es decir ‘Espartaco’, Jesulín y ‘Paquirri’, añadiéndose al cartel Cayetano, algo que piensa que sería «muy bonito e histórico», y en plan jocoso zanjó diciendo «si yo fuera Francisco no me lo pensaría dos veces».

Por su parte, Carmelo García, agradeció la apuesta de Jesulín de Ubrique en Morón de la Frontera, una plaza «con encanto» y que está «falta de un empujón como este» para volver a revitalizarla. Confesó que le costó «mes y medio» convencer a Jesulín pero tras una reunión en su casa el 24 de diciembre le dio el sí definitivo.

Espera que sea «todo un éxito», ya que para él supone una «gran ilusión» el programar la vuelta de este torero con el que se llevó 18 temporadas como banderillero.

Las entradas que oscilan entre los 15 a los 70 euros estarán disponibles en la web www.espectaculoscarmelogarcia.com desde el 18 de febrero y en las taquillas de la plaza de toros de Morón de la Frontera desde el 4 de marzo en horario de 10 a 14 y de 16 a 21 horas, y el día de la corrida las taquillas permanecerán abiertas desde las 10 horas de forma ininterrumpida.