En esta segunda entrega, la cámara de Nacho Blasco nos acerca al campo bravo portugués. A través de su objetivo podremos conocer al animal más bello que existe en tierras de nuestro país vecino. Los preciosos toros de Silva Herculano traspasarán sus pantallas, haciéndoles disfrutar de tan maravillosas estampas.

La Ganadería Silva Herculano es fundada en 1985, a partir de la compra de la Ganadería de Doña Maria do Rosário Infante da Câmara Albergaria, a la que años más tarde añaden vacas de Simão Malta y São Martinho, y sementales de Heredeiros de Varela Crujo.

El encaste principal de Silva Herculano es Cabral Ascenção. La aquisición de novillas de São Martinho y de sementales de Herdeiros de Varela Crujo, de procedencia Laurentino Carrascosa (Torrestrella) introduce en el año 2002 este encaste en el patrimonio genético de la ganadería. La reciente adquisición de un semental de Heredeiros de Conde Cabral, de la línea Pinto Barreiros, reafirma la presencia del encaste primordial de la raza de lidia portuguesa.

Los animales de Silva Herculano destacan por la seriedad de sus miradas. Toros sin caras exageradas, pero que transmiten bravura y fiereza en sus expresiones. Y la variedad cromática heredada de sus antepasados, hacen la combinación perfecta con los bonitos parajes del campo luso.

Un paraíso para los amantes del toro en todo su esplendor, y para los enamorados de los encastes minoritarios.

¡Disfruten de las imágenes!

Fotos: Nacho Blasco

Texto: Ricardo Fuertes