Doce años después volvieron los toros a la localidad sevillana de Gerena. Fue todo un éxito tanto artístico como de público, ya que se rozó el lleno dando muestras del interés que despiertan los toros en esta zona. Se cortaron un total de 12 orejas y 5 rabos.

Abrió el festejo el rejoneador Juan Quinta. Con muchos pies y celo salió el novillo. El novel rejoneador le colocó dos rejones de castigo consiguiendo atemperar la embestida. Animoso y muy efectivo fue el tercio de banderillas. Quiebros y piruetas ajustadas con las que llegó al público. Le costó con las cortas, ya que el novillo no admitía cercanías, aún así consiguió con habilidad dejar las tres. Enterró el rejón de castigo algo trasero en el segundo intento siendo necesario el descabello. 2 orejas.

Con escaso recorrido y fuerza salió el primero para lidia a pie. “El Cid” toreó para el novillo con el capote. Con la muleta fue de menos a más la faena. Tuvo teclas el novillo y el de Salteras fue tocando todas en el momento preciso. Muy técnico y profesional para afianzar y desengañar al burel. No se dejó por el pitón izquierdo e incluso en un natural a punto estuvo de prender al diestro. Lo mejor de la faena fue las dos últimas tandas donde El Cid consiguió dominar al novillo con derechazos de trazo largo y por abajo rematados con un desplante muy torero. Estocada en el sitio. 2 orejas y rabo.

Con dos largas cambiadas ligadas con un ramillete de verónicas muy jaleadas recibió Escribano al tercero del festejo. Compartieron tercio de banderillas Escribano y Luque con mucho lucimiento. Ajustado fue el último par de Escribano sentado en el estribo con el quiebro. El novillo fue un manantial de virtudes en la muleta. Encastado y bravo lo quería todo por abajo y por abajo se lo hizo Escribano. Sobresalieron dos tandas de naturales largos y con las muñecas rotas y la tanda final de toreo en redondo acortando más las distancias. Gran estocada al segundo intento. 2 orejas y rabo.

Templado recibo de capote por verónicas de Luque rematadas con una buena media. Muy por encima del animal estuvo el de Gerena. Sacó muchas dificultades. Reponía, miraba, nunca venia metido en el engaño y no regaló ni una embestida. Muy técnico y poderoso anduvo Luque con él. Le pudo pero tuvo que sudar antes. Se zafó con él y fue metiendo al público en la faena con la emoción del peligro. Gran estocada después de una ajustada tanda de manoletinas. 2 orejas y rabo.

Con una larga de rodillas y con una tanda de verónicas recibió Miguel Ángel León al quinto. Con la muleta sacó mucha clase el de Virgen María. León comenzó con un pase cambiado por la espalda de rodillas que captó la atención del público. Tuvo altibajos la faena teniendo gran brillantez la parte final donde acercó los terrenos y encadenó pases y circulares demostrando firmeza y valor unida a la nobleza y clase del novillo. Finalizó con unas bernardinas vistosas. Estocada entera atravesada y dos descabellos. 2 orejas y rabo.

Decidido salió a recibir por verónicas Miguel Uceda al último del festejo. Con la muleta brilló al natural. El izquierdo fue el mejor pitón, requería los toques precisos, esperarle y tirar de él y Uceda lo consiguió por momentos dejando naturales de gran factura. Mérito tuvieron las ajustadas ‘luquesinas’ con las que abrochó la faena. Buena estocada. 2 orejas y rabo.

Ficha del festejo:

Festival Taurino en Gerena (Sevilla)

Novillos de Virgen María.

Juan Quinta. 2 orejas.
“El Cid”. 2 orejas y rabo.
Manuel Escribano. 2 orejas y rabo.
Daniel Luque. 2 orejas y rabo.
Miguel Ángel León. 2 orejas y rabo.
Miguel Uceda. 2 orejas y rabo.