UTYAC celebró la segunda de sus conferencias, como era previsible, del centenar de aficionados que se reunieron en el teatro no salió indiferente nadie. El invitado en esta ocasión fue Joaquin Moreno De Silva, ganadero de Saltillo y habló de su ganadería, de la situación actual del toreo y del sistema establecido. 

Se recordó su etapa como rejoneador, donde toreó mucho por tierras catalanas, curiosamente nunca en Olot, la plaza más antigua de Cataluña y donde esta temporada podrían volver los festejos mayores. La conferencia estuvo moderada por Gerard Más, miembro de la entidad, que preguntó al ganadero por los aspectos más destacados del espectáculo. Varios toros han sido importantes en la historia de la ganadería,  desde que el es propietario, destacó a Viergado, Horquillito y Asturdero, este último lidiado por Octavio Chacón en Las Ventas y que figurará entre los más importantes de su carrera como matador, ese toro le puso a funcionar en el circuito de las duras y resucitó al torero. Otro nombre que se mencionó fue el de Cazarrata, lidiado por Sánchez Vara en Madrid, Mas quiso conocer que sucedió con aquel toro a lo que el ganadero respondió que fue por culpa de una vacuna, “Me equivoqué al poner la vacuna a la corrida de Madrid. Fíjate que la de Ceret ya no tuvo los mismo síntomas”, comentó. Antes de zanjar este capítulo reconoció que Cazarrata, a la ganadería, le ha dado más que le ha quitado. 

Moderador y ganadero hablaron sobre Ruiz Miguel, que fue torero de la casa y con quién Dn. Joaquin Moreno vivió uno de los momentos más especiales de su vida. Fue el indulto del toro Ruidón, del hierro de Moreno Silva, en la plaza de toros de Cáceres. El ganadero admitió que en esa ocasión fue la primera vez que escuchó la palabra indulto y le dijo al matador, Francisco Ruiz Miguel, que sacara de nuevo el caballo. 

Sobre el sistema, habló claro, el no tiene problema en que las figuras maten sus toros, “si a Horquillito le sale a Talavante lo disfrutamos todos”, pero admitió que las figuras están en su sistema y él en el suyo. 

Antes de concluir salió el nombre de Céret, plaza a la que quiere y respeta, junto a Madrid aseguró que es la que más le gusta lidiar. Sobre los pitones, aseguró que él jamás ha tocado un pitón de un toro, y que las fundas no le gustan, pero si no las pusiera tendría muchas bajas. 

Este domingo, la UTYAC celebrará la última conferencia de su ciclo, los invitados serán, el matador de toros, Juan Serrano “Finito de Córdoba” y el periodista Alfonso Santiago, para hablar de los años 80, una apasionante década de toreo. El acto estará moderado por Alberto Bravo, miembro de la entidad. 

Imágenes: UTYAC. 

Carlos Grasa Pejenaute. @CarlosGrasa