Valencia es la primera de primera. Y el Campeonato de España aterrizaba en el albero valenciano como primer gran concurso de la temporada, en el que José María Carreras «Misu» se alzó vencedor y conquistó Valencia con sus recortes.

Un bonito y noble colorado de Orive abrió las Fallas. Un toro con mucha calidad, que hubo que entenderlo. En la primera ronda todos apostaron por el recorte obligatorio, destacando uno de Cristian Moras que supo templar muy bien a su oponente. David Sánchez derrochó torería y pudo pegar dos buenos quiebros, dejando su sello en Valencia. El joven Cristian Moya estuvo bien, pero no consiguió acoplarse al toro, mientras que Noel Ribera cerró grupo con un espectacular quiebro yendo hacia el toro tragando saliva y poniendo en pie al respetable.

A la puerta de toriles se fue Alberto Ciudad para realizar un tirabuzón a portagayola, y sorprendió con otro salto al hilo de las tablas ante un toro muy ancho de sienes y muy cambiante en sus embestidas. Apostó también «Moi» por este salto, pasando muy cerca de los lomos del animal. Adrián Lambas estuvo muy sereno, y le hizo con mucha suavidad los tres recortes. Y «Zorrillo» fue quizás quien mejor entendió al segundo de la mañana, cortando con la puerta de toriles a sus espaldas. Destacó su segunda suerte, dándole toda la ventaja al animal.

Abrió el tercer grupo Yasin Galas con un gran quiebro, mandando y templando. Cumplió con el recorte obligatorio y en su tercera suerte volvió a gustarse con el de Pontes Dias. Un toro que lo puso complicado al recorte porque no terminaba de romper. El turolense Ángel Pitarque volvía esta temporada demostrando que está a un gran nivel, se repuso a una cogida en su segunda suerte y realizó tres ajustadísimos recortes. Muy bien variado estuvo en su actuación el segoviano Jorge Gómez, destacando un precioso salto mortal. El debutante Vicent Hernandis sorprendió con un paso adelante, y un buen quiebro.

Al último grupo le correspondió en suerte un serio toro de Fernando Pereira Palha, que permitió el lucimiento de los cuatro recortadores. Alain Huerga «Periquito» estuvo a un gran nivel, dando un gran recorte y dos quiebros de rodillas dando el pecho al animal. «Misu» destacó al recorte, ajustando al milímetro y aguantando siempre hasta el final. «Balotelli» recortó en dos ocasiones y dio un buen salto mortal demostrando su potencia física. Cerraba el concurso el valenciano Marcos Espí, que basó su actuación en la variedad, con un recorte, un quiebro de rodillas en el tercio y un salto del ángel.

El toro reseñado para la final, fue sustituido por estar muy agarrado al piso, y tras rasgar la camiseta a Ángel Pitarque. En su lugar salió un toro sardo con el hierro de Orive, al cual tuvieron que lidiar los seis valientes recortadores que pasaron a la final tras dos empates en la fase clasificatoria.

Cristian Moras recortó en sus tres suertes, al igual que Ángel Pitarque, que no pudo acoplarse como quiso a un toro de Orive que fue yendo a menos. «Periquito» volvió a estar a gran nivel, con un buen recorte y dos despaciosos reversos. Yasin Galas puso boca abajo la plaza con su primer quiebro, y tuvo que arriesgar mucho para poder realizar su última suerte. El también vallero, «Misu» volvió a deleitar al público con sus recortes, dándole siempre toda la ventaja al animal, y con mucha verdad.

1° José María Carreras «Misu»
2° Alberto Ciudad
3° Alain Huerga «Periquito»
4° Yasin Galas
5° Cristian Moras
6° Ángel Pitarque