Juan Cervera volvía a su plaza tras varios años de ausencia. Poca historia tuvo el saludo capotero. Arrancó la faena de muleta por estatutarios, y en los primeros compases de la faena intentó dominar la brusca embestida del novillo de Guadajira. Dejó algún buen natural, de uno en uno, pero quiso alargar demasiado la faena. Se lio con los aceros, y escuchó dos avisos. Estuvo dispuesto con el cuarto de la tarde, que buscó pronto las tablas. Volvió a fallar con la espada y fue de nuevo silenciado.

Quitó de manera vistosa por saltilleras Ángel Téllez en el segundo de la tarde. Se vio su oficio como novillero con oficio, y le intentó sacar todo por ambos pitones, dejándole la muleta para buscar la ligazón. Tras unas ajustadas manoletinas, pinchó el que podía haber sido el primer trofeo de la tarde. Toreó bien a la verónica a su segundo novillo. Lo toreó bien y con mucho gusto. Mató bien esta vez, y cortó una oreja.

Francisco de Manuel recibió por verónicas a su primer oponente. Y con la muleta arrancó la faena rodillas en tierra, para después demostrar su buen concepto. Marró la faena con los aceros y todo quedó en palmas. Estuvo variado con  la seda en el novillo que cerraba la tarde. Poco pudo hacer con la muleta ante un novillo de Guadajira, que pasaba sin pena ni gloria, por lo que la faena no cogió vuelo. Volvió a fallar con la espada, y escuchó leves palmas del público de Valencia, aunque dejando muestra de su buen toreo.

Tercera de la Feria de Fallas. Novillos de Guadajira.
– Juan Cervera: silencio tras dos avisos en ambos
– Ángel Téllez: vuelta al ruedo tras aviso y petición y oreja tras aviso
– Francisco de Manuel: ovación con saludos y palmas tras aviso.