Con más público en los tendidos que en los días anteriores, trenzaban el paseíllo Antonio Ferrera, David Fandila «El Fandi» y Alberto López Simón, que estoqueaban los toros de Zalduendo, vacíos y faltos de fuerzas. López Simón abrió la primera puerta grande de la Feria de Fallas 2019, tras cortar una oreja en cada uno de sus toros.

Por verónicas se llevó a los medios Antonio Ferrera al primer toro de la tarde, que blandeó mucho en el tercio de varas. Destacó un bonito par de banderillas de Fernando Sánchez, sintiéndose muy torero. Mantuvo el presidente a un inválido con el que se pudo gustar Ferrera, aunque aquello no tuviera ni una pizca de emoción. Destacó el toreo al natural. Estocada algo desprendida, y ovación para el torero. Galleando por chicuelinas se llevó Ferrera al cuarto del festejo, que tampoco iba sobrado de fuerzas. Pese a lo mucho que se le midió el castigo, no tuvo oponente el diestro balear. No tuvo más opción que justificarse y alargar la agonía. Despropósito con la espada, y silencio.

Galopando salió el segundo, al que recibió con dos largas cambiadas El Fandi. Sin fuerzas tampoco el de Zalduendo. El tercio de varas fue un mero simulacro. El torero granadino hizo disfrutar en banderillas, como de costumbre. De rodillas comenzó la faena de muleta. Después aprovechó la movilidad del animal para conectar con el público, en una faena en la que faltó verdad. Mató a la segunda, y saludó una ovación tras una leve e inexplicable petición. Nuevamente rodilla en tierra El Fandi, para saludar al segundo de su lote. Quitó por zapopinas, y volvió a demostrar su poderío con los palos. Sacó todo su repertorio David para aguantar a un toro que cabeceaba deseando irse de allí. Volvió a faltar toreo fundamental en esta ocasión. Estocada tras aviso, y oreja de pueblo para El Fandi.

También perdió las manos en los primeros compases de la lidia el que estaba reseñado en tercer lugar. Brindó al público López Simón, y comenzó a pies juntos. Comenzó toreando con la mano derecha, e intentó bajar la mano, pero protestaba el toro. No quiso nada por el pitón izquierdo, un toro que pronto terminó por apagarse. Acortó distancias el de Barajas antes de coger la espada. Estocada hasta la bola y oreja para López Simón. Los doblones de inicio ante el último toro de la tarde, comenzaron a despertar a un público que parecía sumirse en el letargo. Lo llevó largo con la mano derecha López Simón, que se la dejaba puesta en la cara buscando la ligazón. Menos recorrido tenía por el pitón izquierdo. Toreo en redondo al volver a la diestra. Ceñidas bernadinas finales, y otra buena estocada para cortar la oreja que le abría la primera puerta grande de la Feria de Fallas 2019.

Plaza de toros de Valencia. Toros de Zalduendo:
– Antonio Ferrera: ovación y silencio tras aviso
– El Fandi: ovación y oreja tras aviso
– López Simón: oreja y oreja tras dos avisos