Buen aspecto lucían los tendidos del coso de la calle Xátiva en el día previo a San José. En el cartel, la máxima figura del arte del rejoneo, Diego Ventura, que compartía paseíllo con Enrique Ponce, que hacía su segunda comparecencia en la feria, y el debutante Toñete.

Muy templado el recibo de Diego Ventura al primer toro de Los Espartales, muy noble y colaborador. Se lo dejó llegar mucho en el tercio de banderillas, y se gustó al quiebro. Pinchó hasta en tres ocasiones, y tuvo que echar mano del descabello, lo que le hizo perder los trofeos. Más feo y soso fue el segundo del lote de Ventura, al que tuvo que dejarse llegar mucho. A lomos de «Sueño» se vivió un gran tercio de banderillas. Con «Nazarí» pudo templar mucho a un toro que se venía abajo por momentos. El momento álgido de la faena llegó con el par sin riendas a cargo de «Dólar». Nuevamente fue el rejón de muerte el que le privó de un mayor premio, y finalmente se llevó una sola oreja en el esportón el de la Puebla del Río.

Enrique Ponce quiso aprovechar la oportunidad de homenajear al club de su tierra en el año de su centenario, vistiendo un terno blanco y azabache. Serio por delante fue el primero de Olga Jiménez, al que Ponce toreó muy suave a la verónica. Basó la faena en los terrenos del sol, allí donde se quedaron los papelillos. Lo llevó tapado con la mano derecha, ligando los muletazos y templando las embestidas. Por la izquierda, sólo un par de bonitos naturales. Efectiva fue la estocada, y primera oreja para el maestro de Chiva. Cadenciosas fueron las verónicas de recibo al último toro de Enrique Ponce en las Fallas. El del hierro de Olga Jiménez embestía con genio, y el temple de Ponce fue creando otra de sus obras en la plaza que lo vio crecer. Relajado y encajado. Toreaba la muleta, pero también lo hacía el cuerpo del valenciano. Un derrote seco del toro lanzó por los aires a Ponce, que cayó de muy fea manera y tuvo que pasar a la enfermería. No pudo culminar esta vez Enrique Ponce otra de sus grandes faenas.

Debutaba Toñete como matador de toros en Valencia, y venía aún con los puntos de la cornada sufrida la pasada semana en Olivenza. Bonito de hechuras fue el toro de Parladé, que remendaba la de Matilla. Se lo sacó por verónicas a los medios para rematar con una bonita media mirando al tendido. Tenía teclas que tocar el de Parladé, que soltaba la cara después de cada muletazo. Demasiados enganchones en la franela de Toñete. Estuvo muy dispuesto el joven torero, y se pegó un arrimón final antes de acabar con el toro de una estocada delantera. Manseó de salida el sexto y último toro de la tarde. Lo llevó por abajo Toñete, intentando templar a su oponente. Destacó una buena serie de naturales y otra de derechazos obligando al toro. Pero le faltó remate a la faena, y se fue de vacío Toñete en su debut ante el público de Valencia.

Plaza de toros de Valencia. Toros de Los Espartales para rejones y de Olga Jiménez y un remiendo de Parladé, para el toreo a pie.
– Diego Ventura: silencio y oreja
– Enrique Ponce: oreja en el único que estoqueó
– Toñete: palmas y silencio