Día de San José y día grande de las Fallas. Cerraban la feria los toros de Fuente Ymbro con Finito de Córdoba, que entraba en el cartel sustituyendo a Emilio de Justo, el valenciano Román y Ginés Marín, que repetía por segundo año consecutivo un 19 de marzo en el coso de Monleón.

Molestaba el viento en una fría tarde en Valencia y Finito de Córdoba comenzó toreando al natural, dejando unos bellos muletazos vaciando por abajo la embestida de un toro que se iba largo por ese pitón. Menos claro fue el toro por el derecho, aunque también pudo gustarse por ahí. Faena de personalidad y naturalidad. Se rajó el toro, y se puso complicado para matar. Se sintió con el capote el Fino ante el cuarto. Bonito fue el inicio de muleta. Ya en los medios, dos series por la derecha hicieron sonar la música. Los remates fueron de cartel de toros y la última tanda de naturales fue preciosa. Faena de detalles muy toreros, aunque sin esa rotundidad necesaria para el gran triunfo. Mató al segundo encuentro, pero aún así el público le premió su torería con una oreja.

Sin lucimiento recibió con el capote Román al segundo toro de la tarde, que humilló y se arrancó bien al caballo. Con una arrucina de rodillas en los medios comenzó el valenciano, que resultó prendido al cambiárselo por la espalda. Sin mirarse se puso a torear con la derecha, a un toro encastado y con emoción de Fuente Ymbro, que pedía las cosas por abajo. Tenía importancia «Damasco», y también Román fue generoso con él a la hora de lucirlo. Se aturulló en el tramo final de la faena y no rubricó la obra con la espada, a un gran toro que fue premiado con la vuelta al ruedo. Por alto comenzó Román la faena al segundo toro de su lote. Un toro más soso, frente al que tuvo que poner todo el torero. Faena de menos a más, en la que Román estuvo mucho más templado y sereno. Se entregó ante su público el valenciano, y tras unas bernadinas, volvió a perder el triunfo con la espada.

Por verónicas se sacó a los medios Ginés Marín al único toro castaño de la corrida de Fuente Ymbro. No tuvo una embestida franca este tercero, con el que no logró acoplarse Ginés por ninguno de los dos pitones, por lo que decidió abreviar el joven torero ante las nulas opciones de lucimiento. Mató de media estocada y un descabello, y se fue silenciado en su primero. Protestado de salida fue «Jarrero», el último toro de la Feria de Fallas 2019. Un toro soso en los primeros tercios, y que pidió distancias en la muleta de Ginés Marín. La falta de entrega hizo que la faena no terminara de coger vuelos. Destacaron un par de tandas en redondo con la mano diestra. En el tramo final fueron yendo a más toro y torero, pero faltó ese puntito de más. Con ganas y ambición, remató con unas arrebatadas bernadinas y enterró la espada a la primera haciendo muy despacio la suerte. Tardó en caer el toro y se atascó con el descabello, perdiendo la oreja.

Plaza de toros de Valencia. Toros de Fuente Ymbro.
– Finito de Córdoba: ovación tras dos avisos y oreja
– Román: ovación tras dos avisos en ambos
– Ginés Marín: silencio y ovación