Lorenzo, es uno de los toreros con tres tardes en la Feria de San Isidro, y por méritos propios. Esto, implica un plus de responsabilidad, y más tras cortar tres orejas el Domingo de Resurrección en Madrid, y  posteriormente hacer una temporada bastante regular.

El toledano, el año pasado para la Feria de Otoño, no dudó en entrar en el bombo, al igual que para la Feria de San Isidro del presente año. El gesto generoso del torero, es de agradecer y de valorar de antemano, al margen de lo que pueda suceder artísticamente en el ruedo. Este año, el destino quiso que su nombre fuese ligado al del hierro de Garcigrande – D. Hernández.

El 17 de mayo con la de El Tajo y La Reina, el 31 de mayo con la de Alcurrucén y el 5 de junio con la de Garcigrande – Domingo Hernández, serán las tres fechas clave para Álvaro en su comparecencia en el ciclo isidril 2019. Lo demás, está en sus manos, y también en el destino.