Hoy, las puertas de Las Ventas vuelven a abrirse para acoger otra novillada (18:00h.), la segunda de la temporada, en la que están anunciados Juan Carlos Carballo, Jesús Díez ‘El Chorlo’ y Adrien Salenc para lidiar novillos de José Luis Pereda – La Dehesilla. 

El primero en actuar será Juan Carlos Carballo, que regresa a Las Ventas tras superar una gravísima lesión ósea sufrida hace dos temporadas en esta misma plaza. «La novillada de mañana va a ser una cita muy especial para mí. Vestirme de torero y hacer el paseíllo de nuevo en Madrid es lo más grande que me puede pasar después de lo que hemos luchado para que este día sea una realidad. Le debo a Madrid mi mejor versión, y eso haré: entregarme». La pasada campaña el novillero extremeño realizó un total de 8 paseíllos, en los que paseó seis orejas y un rabo. La tarde de mayor repercusión llegaría en el ocaso de la temporada. El 4 de octubre, en la plaza de Guadarrama (Madrid), Carballo conseguía indultar a un novillo de Cebada Gago, de nombre ‘Bandolero’. «La pasada temporada fue una temporada para volver a empezar, para que se volviera a hablar de mí. Una temporada muy positiva en la que pude estar en muchas de las ferias importantes de novilladas. Villaseca, Arnedo y, sobre todo, Guadarrama, con ese indulto, fueron algunas de las plazas donde más disfruté.»

Jesús Díez ‘El Chorlo’ vuelve a Las Ventas después de presentarse como novillero el pasado 2 de septiembre con ‘Laminado’, de Saltillo. Ahora, con objetivos renovados tras el invierno, el espada de Llerena ha asegurado que «esta novillada es un premio para mí por como me sentí con aquella novillada de Saltillo. Pude torear como yo profeso el toreo: hondo, profundo y puro. ¡Es un sueño!», sentencia. De cara a esta temporada que comienza en la monumental madrileña no duda, y ha asegurado que, ahora mismo, «no tengo otra meta en la cabeza. No veo más fechas ahora mismo. Ese es mi día y quiero que pase algo grande. Esto es también lo bonito de esta profesión: que hay que soñar para hacerlo».

Cierra la terna el novillero francés Adrien Salenc. Su 2018, el mejor año desde que figura en el escalafón novilleril, lo cuenta absolutamente por triunfos: Cella, Villaseca de la Sagra, Valdetorres del Jarama, Zaragoza, Arles, Nimes, Bayona, Captieux… Además, Salenc se hizo con el XXIX trofeo ‘Espiga de Oro’ al triunfador de la Feria Taurina del Arroz de Calasparra, donde cortó tres orejas a una novillada de Valdellán. En Arganda del Rey recogió el trofeo a la faena más artística después de desorejar a un ejemplar del hierro de Espartaco. «Fue un año muy importante para mí con triunfos, sobre todo, en plazas de primera». El francés, consciente de que el pasado solo cuenta para inflar estadísticas, ha afirmado que se encuentra «ansioso por comenzar esta temporada y refrendar todos los éxitos pasados».

Sobre el compromiso que ocupa ahora por completo su energía, el de mañana en la plaza de toros de Las Ventas, Salenc ha declarado que «es una novillada que tiene mucho atractivo para los aficionados. Mis compañeros son dos toreros que se han ganado a pulso el volver a torear en Madrid. Tengo mucha fe en la ganadería de José Luis Pereda. Espero que salga a la luz mi concepto como torero en este escenario tan importante y sagrado como es Madrid. La ilusión, las ganas y la ambición para que salga la tarde soñada son mas altas que nunca porque Madrid pide mucha entrega y mucha verdad a un torero». Adrien Salenc tomará la alternativa el próximo 14 de junio en la plaza de toros francesa de Istres con ‘El Juli’ como padrino y el peruano Andrés Roca Rey como testigo.