Domingo 28 de abril, día de Elecciones Generales y también de ilusiones y sueños en la Maestranza de Sevilla. Los partidos políticos ansiaban este día, unos para mantenerse en el poder y otros aspiran a ocuparlo desde mañana mismo. En la Maestranza pasará algo parecido. Serán tres los toreros que actualmente se encuentran en una segunda o tercera fila pero que hoy tienen la oportunidad de alcanzar cotas altas.

El cartel de hoy lo configura una terna internacional. El colombiano Luis Bolívar, el mexicano Luis David Adame y el español Rafa Serna. Los astados de la Palmosilla.

Hablar de Bolívar es hablar de un diestro con oficio, muy técnico y ya veterano en los ruedos, ya que ostenta en sus espaldas 15 años como matador de toros. Se ha enfrentado a las ganaderías más duras del campo bravo español, sobre todo con Victorino Martín quién fue además su apoderado durante varias temporadas. Su inclusión en la Feria de Abril de 2018 fue una sorpresa, ya que gozaba de pocas oportunidades en España, sin embargo su buena actuación con un toro precisamente de la Palmosilla al que le cortó una oreja le ha servido para revalidar un puesto en la presente temporada sevillana.

Luis David Adame es la gran esperanza del toreo mexicano a día de hoy. Viene de realizar una buena temporada americana y tras haber cumplido en sus dos compromisos españoles en la presente campaña: Olivenza dónde cortó dos orejas y Valencia que aún sin puntuar dio una buena tarde de toros. Torero de ligazón, de tandas largas, templado, con técnica a pesar de su corta trayectoria y con un gran repertorio con el capote.

Cerrará el cartel Rafa Serna. El diestro local vendrá con la emoción a flor de piel, ya que su padre, Rafael González Serna, era muy querido en toda la ciudad y Sevilla hoy tiene ganas de rendirle un homenaje que recogerá su hijo. Desde que tomó la alternativa en septiembre de 2017 en la Feria de San Miguel de Sevilla han sido tres los paseíllos que ha realizado en España desde entonces, por lo que esta tarde se presume crucial para dar un giro de 360 grados en su carrera. A destacar la mano izquierda del torero del barrio de la Costanilla y su firmeza delante de la cara del toro.

La ganadería de la Palmosilla debutó el año pasado en la Feria de Abril de Sevilla. Fue un encierro noble, dónde los toros apuntaron buen aire pero a la que le faltó algo de fondo y motor. Destacó un gran toro al que Bolívar le cortó una oreja, siendo uno de los toros más destacados del ciclo al finalizar el serial.