Nueva tarde de ilusión la que se abre esta tarde, 2 de mayo, en la Maestranza de Sevilla. Vuelve Garcigrande. Vuelve «El Juli». Un año después de la histórica tarde en la que ‘Orgullito’ se ganó la vida en el albero maestrante gracias a un inconmensurable Julián López y con unos tendidos hechos un manicomio ante tan genuina tarde.

Pasada esa tarde, toca pensar en la de hoy. Cuando sean las seis y media en punto de la tarde nadie se acordará de aquella proeza y todo volverá a comenzar. A parte de Garcigrande y «El Juli» comparecerán José Antonio Morante de la Puebla y Miguel Ángel Perera con un casi seguro lleno en los tendidos.

Nadie se quiere perder la primera de las cuatro tardes que tendrá en el abono Morante de la Puebla. Tras su ausencia en la Feria de 2018 al estar apartado de los ruedos hasta Jerez de la Frontera por decisión propia hoy vuelve a torear en Feria. Torero de inspiración, de arte a raudales y que Sevilla espera, tal y como esperaba al ‘Faraón de Camas’, Curro Romero. El de la Puebla vuelve a soñar con esa tarde redonda que le permita hacer soñar el toreo a sus paisanos y volver a salir por la Puerta del Príncipe, algo que no ocurre desde 1999. ¿Será hoy el día?

Cinco son las Puertas del Príncipe que «El Juli» tiene en su haber. Por méritos propios se ha hecho un hueco en el corazón de los aficionados sevillanos y viene con ganas de revalidar su condición de Príncipe de Sevilla y máxima figura del escalafón, una vez que Roca Rey quiere arrebatarle el cetro. Poco se puede decir del Juli que no se sepa ya. Conocedor como pocos de todos los secretos de Garcigrande, una de las ganaderías predilectas del madrileño, y de los resortes que hay que tocar para hacer rugir al coso baratillero. Será ésta la segunda comparecencia del Juli tras su actuación el Domingo de Resurrección dónde no le tocó el lote con más posibilidades y se fue de vacío. Sin embargo se pudo ver a un Juli más relajado y estético que otras veces, ¿Con qué nos sorprenderá hoy?

Uno de los diestros que en mejor momento está es Miguel Ángel Perera. El extremeño viene de ser el triunfador de la Feria de Pascua de Arles dónde si no fuera por la espada hubiera cortado 4 orejas. Torero con un concepto clásico del toreo, ojedista, de cercanía y con un temple exquisito, tiene ante sí la gran oportunidad de redondear una tarde en Sevilla y entrar de lleno en la afición sevillana, algo que se le resiste todavía. Tendrá otra oportunidad en Feria, será el Jueves con la corrida de Santiago Domecq.

La corrida de Garcigrande ha pasado al completo el primer reconocimiento caracterizándose por ser una corrida seria pero de buenas hechuras y variada de pelo. Se espera mucho de la ganadería salmantina que doblará actuación el próximo Miércoles de Feria.