Domingo 5 de mayo. Brillaba el sol en Sevilla cuando a las 18:30 horas arrancaba el paseíllo. Pablo Hermoso, Lea Vicens y el joven Guillermo Hermoso, que tomaría la alternativa de manos de su padre. Emotivas palabras las que le dedicó este al hijo entregándole el rejón para que tomase la alternativa. Tres cuartos de plaza.

Salió el primero de la tarde por la puerta de chiqueros de nombre Sobrio, un tanto despistado, lo recibió Guillermo a lomos de Alquimista clavándole el rejón de castigo y templando de forma excepcional consiguiendo la ovación del respetable. Cambió de montura y salió Disparate para las banderillas que resbaló y fue corneado por el toro hiriéndolo levemente. Se deslució la faena con las banderillas cortas al no estar acertado con ellas. Buen rejonazo de muerte. Un aviso. Ovación y leve petición.

Turno para Pablo, reapareció en Sevilla después de muchos años sin pisar el coso baratillero. Este no tuvo tanta suerte como su hijo con su adversario, toro manso y sin fuerza hizo que la faena fuese aburrida. Correcto Pablo en todas las fases de la lidia, especialmente con su caballo Ícaro en banderillas. Rejón de muerte caído el que colocó que le hizo descabellar hasta 4 veces. Palmas. Pitos en el arrastre.

Tercer toro de la tarde para Lea Vicens 550 kg. de nombre Ojeado. Lo paró bien en los medios la jinete con Bach. Estuvo muy segura de inicio con el torerísimo caballo Bético, joya de la cuadra. Sonó Dávila Miura al tiempo que colocó banderillas al violín con mucho gusto. Bonitas banderillas cortas a lomos de Bazuka. Seis pinchazos con el rejón de muerte y 2 descabellos estropearon por completo la faena. Palmas y pitos.

De nuevo para Pablo Hermoso, el cuarto toro fue un calco del esperpento segundo, de nombre Brioso y lo único que tenía de brioso es el nombre. Muy superior el binomio al manso y descastado Bohórquez, Pablo tuvo que inventarse una faena sin ayuda ninguna por parte de la res, numerosos detalles del navarro que hicieron ver al publico que el jinete se encuentra en un gran momento profesional. Arriesgadas piruetas delante del toro con las banderillas y numerosas batidas. Rejón de muerte tendido y caido. Fuerte petición y bronca al presidente. Vuelta al ruedo de Pablo. Pitos en el arrastre.

Salió Resultón 5º de la tarde para Lea, toreó en círculos templando y clavó a la segunda el rejón de castigo. Fueron aplaudidas las banderillas cortas de la francesa. La faena fue cogiendo impulso poco a poco y Lea subió su caballo a los estribos de las tablas para ganarse al publico. Con el rejón de muerte estuvo más acertada que con su primer toro. Vuelta al ruedo.

Ultimo toro de la tarde para Guillermo de nombre Lucero. Buen recibo del jinete a lomos de Barrabás colocándole un acertado rejón de castigo. Guillermo tomó las riendas de la faena desde el inicio y consiguió calentar los tendidos con buenos pares de banderillas, siendo muy técnico y seguro a caballo. El público agradeció las ganas que puso el joven rejoneador y tras el rejón de muerte y un descabello pidió la oreja siendo esta concedida.

Ficha del festejo:

Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. 7º de abono. 3/4 plaza.

Toros de Fermín Bohórquez. 1º soso. 2º manso y descastado 3º descastado. 4º manso y descastado. 5º con clase. 6º con motor.

Pablo Hermoso: Palmas y saludo en el primero y vuelta al ruedo en el segundo.

Lea Vicens: Ovación en el primero y vuelta al ruedo en el segundo.

Guillermo Hermoso: Ovación en el primero y una oreja en el segundo.

Juan Luis Muñiz // @juanlumb

Fotos: Maestranza de Sevilla