Nueva tarde de ilusiones y esperanza en la Maestranza tras el parón de las corridas de a pie por el tradicional festejo de rejones del día de ayer. Los aficionados de Sevilla marcaron en rojo este día al hacerse público los carteles, y es que la combinación de diestros es la más sevillana que se puede conjugar a día de hoy, dónde el arte y la pureza deben ser los protagonistas de la tarde.

Toros de Juan Pedro Domecq para Morante de la Puebla, Diego Urdiales y José María Manzanares. Ahí queda eso. Todos los ingredientes en la mesa para que salgamos toreando del coso del Baratillo camino del Real de la Feria.

Los de Juan Pedro Domecq son muy codiciados entre las figuras del escalafón. Toros nobles, enclasados y francos en su embestida siendo su mayor defecto la falta de fuerzas o motor en algunos astados. Esta ganadería y su encaste es la base del 90% de ganaderías del campo bravo español.

Morante de la Puebla vuelve tras el recital de toreo a la verónica que dio el pasado jueves. Está dispuesto y queriendo que se redondee esa tarde soñada en la Maestranza. Torero de inspiración y arte ha tenido múltiples tardes para el recuerdo con esta ganadería.

Diego Urdiales comparece en la Maestranza tras su ausencia del año pasado. Es uno de los diestros «de moda», todos lo quieren ver. Naturalidad, torería, armonía, compás… uno de los pocos toreros que emocionan a Curro Romero a día de hoy. Su cartel se ha visto incrementado por 1.000 tras sus triunfos de Bilbao y Madrid.

Por último José María Manzanares comparecerá por tercera vez este año en la Maestranza. Cortó un apéndice en la corrida del Domingo de Resurrección y estuvo a punto de arrancar otra oreja el pasado viernes en la corrida de Núñez del Cuvillo.