De nuevo, la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, tira de política dictatorial, absurda y sin sentido hacia los madrileños, empresarios, y aficionados taurinos de toda la geografía española, excluyendo los festejos taurinos de la programación de las fiestas de San Isidro 2019, en las más de 76 páginas que componen el programa cultural.

Por capricho de la caprichosa Carmena, los 34 días de festejos taurinos ininterrumpidos en la primera plaza del mundo, Las Ventas, no aparecen en el programa de festejos culturales que publica la web del ayuntamiento. De esta manera, el vacío del partido político Ahora Madrid al mundo del toro en una feria dónde pasaran unos 700.000 espectadores, es un autentico despropósito en toda regla, sin tener en cuenta el turismo en los alrededores de la monumental, y la economía generada por dicho turismo que gira al rededor del segundo espectáculo de masas en España, por debajo del fútbol, pero por encima del cine, teatro y conciertos. ¿Y ahora qué?

La explicación oficial en perfil de Twitter de Madrid Cultura «la Feria taurina de San Isidro no es programación cultural de las Fiestas Patronales de Madrid, sino es un evento privado» Evidentemente la reacción de los aficionados taurinos en Twitter, fue de inmediato.

Las urnas, decidirán el día 26 de mayo si Madrid debe seguir en este rumbo o bien tomar otro. Y no solamente en el ámbito taurino. La capital de España puede y debe reaccionar ante la política dictatorial de Carmena en contra del mundo del toro.