Tarde de lleno en Valladolid, ni en la taquilla se sintió la baja de Roca Rey, pero no te lo perdonaré jamás Matilla, jamás.
El Matilla ganadero ha engañado a todos los que hemos ido a la plaza. Con una corrida impresentable, anovillada y con tanta nobleza como floja. Pitados cuatro toros en el arrastre y tres nada más salir pisar el ruedo. El público prefirió vitorear  al rey emérito que montar un altercado de orden público.
 
Abrió la tarde «Almendrito» que antes de embestir al capote ya había gateado por el suelo. Los lances de Morante fueron ayudando al toro para que se mantuviera en pie. La suerte de varas fue un espejismo, hay análisis de sangre que te hacen más daño. Brindis al Borbón y locura en los tendidos con más «vivas». Morante comenzó la faena con unos torerisimos  ayudados por alto pero «Almendrito» rodaba como una peonza cada tres muletazos. Faena a media altura pero con aquello era imposible hacer el toreo. No te lo perdonaré jamás Matilla, jamás.
«Volador» enfadó por su escaso trapío a la gente pero se le pasó con el «viva Vox» la  partido político Vox. Su fuerza estaba al mismo nivel que su presentación pero aún así la suerte de varas que le hicieron fue pésima. Un toro que en el capote se había quedado corto por la escasez de fuerzas. La faena brindada al que se ha llevado las ovaciones más fuerte de la tarde fue un mar de dudas de Manzanares. Le costó ver la nobleza de «Volador» por la izquierda pero el toro besaba el albero en cada tanda.No te lo perdonaré jamás Matilla, jamás. Por el derecho, pedía firmeza ante las miraditas que tiraba cada vez que pasaba pero el torero prefirió tirar por la calle del medio.
Saludo Aguado antes de recibir a su primero, pero no quedó muy claro si la ovación era para él o para Juan Carlos. Se estiró a la verónica pero se escucharon más las protestas por la fuerza y la presentación que los oles. Nos saltamos la suerte de varas como sucedió en el ruedo, pero no podemos saltarnos lo mal que se lidio el toro.  Tercer brindis al Rey y más gritos de viva España. Compuso la figura y toreó con la zurda a media alturita para rematar con pases de pecho de ensueño. Con la derecha no surgió el toreo debido a la flojedad del astado. No te lo perdonaré jamás Matilla, jamás.
«Decorador» se llevó el mejor toreo de capote de la tarde. Sorprendió a todos Morante con la larga cambiada, continúo con chicuelinas y remato por una media de cartel de toros. Se arrancó de lejos al piquero que con más corridas como la de hoy pronto les toca ir a la cola del inem. Comenzó el sevillano en el tercio para llevarse al astado a toriles. Allí interpretó el toreo con la derecha pero al tercer muletazo se veía obligado a rematar para que no doblará el estado. Al cambiar de mano y volver a la diestra la faena bajo y se salvó por los detalles de toreria. Una faena que no termino de romper por el juego del toro. No te lo perdonaré jamás Matilla, jamás.
No hay quinto malo. Manzanares lo recibió con una larga cambiada en el tercio para continuar a pies juntos. De nuevo una mala ejecución en la suerte de varas. Un toro para poderle y cuajar el toreo que tenía sus cositas pero Manzanares prefirió tirar lineas y latigazos para infiltrarse en el ambiente de vivas y gritos de gol.
Aguado se fue a toriles a recibir al toro «Despertador». Salió limpio el lance y continuó con verónicas. Fue el toro con más motor, pero en el país de los ciegos el tuerto es el rey. Con la muleta Aguado naufragó, no termino de acoplarse a un toro que pedía cruzarse y dejársela en la cara. Pasó demasiado tiempo en la pala del pitón y tirando del pico de la muleta. La tanda final fue la que le puso otra oreja en la mano y así poder salir en volandas hacia el Paseo de Zorrilla.
Tarde para no volver por los toros, lo más importante de este espectáculo. No te lo perdonaré jamás Matilla, jamás.
FICHA DEL FESTEJO:
Valladolid. Domingo 12 de mayo de 2019. Corrida de San Pedro Regalado.
Toros de Hermanos García Jiménez Olga Jiménez, de nefasta presentación y sin fuerzas.
Morante de la Puebla, palmas y oreja;
José María Manzanares, silencio y oreja;
Pablo Aguado, que sustituyó a Roca Rey, oreja y oreja.
 
Entrada: Lleno.