Tarde triunfal la segunda de la Feria del Caballo de Jerez de la Frontera donde hubo una triple Puerta Grande del Fandi, Manzanares y Roca Rey. El encierro de Cuvillo fue desigual en juego y presentación destacando el extraordinario primer toro al que se le premió con la vuelta al ruedo en el arrastre.

El Fandi disfrutó la faena de su primer toro. Se gustó y se abandonó por momentos cuajando al toro desde que salió de chiqueros y solo errando con la espada. En el cuarto estuvo con mucho oficio ante un toro con un evidente problema de visión. Manzanares estuvo incómodo por el viento y el toro en el segundo. Al quinto le sacó una buena faena más conseguida por la diestra y con un cañón por espada que le valió para cortar las dos orejas. Roca Rey lidió los dos peores. Estuvo por encima de sus oponentes tirando de mucho valor y ambición. El premio gordo llegó en el sexto tras unas bernardinas y una espada perfecta.

Justo de fuerzas pero con gran clase salió el primero de la tarde al que El Fandi recibió con tres largas cambiadas de rodillas, un ramillete de verónicas muy acompasadas, varias chicuelinas vistosas y una tafallera para rematar. Casi sin picar se fue el toro. El quite del Fandi fue espectacular, por lopecinas con el compás abierto. La lío en banderillas. Cuajó el tercio con brillantez, con una superioridad física envidiable y conocimiento técnico importante. El toro mantuvo su gran clase en la muleta. “El Fandi” hizo una gran faena. Lo bordó por ambos pitones. Comenzó de rodillas pasando al toro por ambos pitones. El toro admitía tandas largas, profundas, por abajo. Al natural también fue un gran toro. Sacó mucho fondo y eso hizo que el público pidiera con insistencia el indulto, premio excesivo hubiera sido. El Fandi lo provocó. Pases por alto, molinetes, manoletinas, pases por la espalda. Lo gozó el granadino. Finalmente decidió entrar a matar y erró en el primer intento y luego dejó una estocada caída. Oreja y vuelta al ruedo para el toro.

Con las manos por delante y sin definir salió el segundo, toro justo de trapío. Manzanares no pudo estirarse con el capote. El puyazo fue breve y el toro empujó con la cara arriba y se salió suelto. La faena fue de menos a más. El pitón bueno del toro fue el derecho, por el izquierdo se colaba y tenía complicaciones. El viento molestó mucho. A la obra de Manzanares le faltó ajuste y algo de confianza. Apretó en las dos tandas finales donde sacó derechazos templados y con empaque que llegaron a los tendidos. Pinchazo y estocada entera caída. Ovación.

Con humillación y celo embistió de salida el colorado tercero. Roca Rey lo lanceó a la verónica sin probaturas pero sin apreturas. De nuevo el tercio de varas fue un simulacro. Por chicuelinas en los medios realizó el quite Roca Rey. Tuvo emoción por su quietud. Gran tercio de banderillas de Juan José Domínguez. Por encima del toro estuvo el peruano con la muleta. Al toro le faltó transmisión y recorrido. Roca Rey estuvo poderoso, templado y queriendo hacer el toreo caro. Plantas asentadas, mano baja y la muleta como soga. El mejor pitón fue el izquierdo por donde llegaron buenos naturales, aunque el viento le molestó bastante. El final de faena fue de cercanías y valor. Varios circulares invertidos, desafiando al toro con su cuerpo, ajustándoselo al máximo y demostrando el porqué es una figura del toreo. Pinchazo y casi entera atravesada y caída. Palmas. 

El cuarto de la tarde salió con problemas de visión. El Fandi no se confió con él. Pasó por el caballo sin emplearse. Lucido fue el tercio de banderillas, aprovechó las querencias y tiró de oficio para clavar en la cara. Lo hizo todo el Fandi. Muy técnico y con oficio fue encontrándole las teclas al toro que siguió con su defecto de visión pero en las distancias cortas no lo acusaba tanto. La faena fue a media altura, ligando los pases y pudiéndole más por el pitón derecho. Fue de largo metraje la obra. El final fue más efectista. Circulares agarrándose al lomo y desplante de rodillas. Estocada entera trasera. Oreja.

Sin emplearse en el capote salió el quinto. Manzanares lo pasó por ambos pitones hasta que consiguió cuatro verónicas y una media con empaque. No se empleó tampoco en el caballo. Se desmonteró el “Suso” tras un tercio de banderillas de exposición y riesgo. Con la muleta hizo un esfuerzo. Le pudo más con la diestra donde alcanzó los mejores momentos de su actuación. Intentó la ligazón y obligar al toro por abajo, ya que éste tendía a llevar la cara a su altura. Le faltó mayor ajuste a la faena. Le exigió más en las dos tandas finales, con derechazos con más empaque y entrega del toro. Lo mejor fue el cañón que tiene con la espada que cayó de forma fulminante. 2 orejas.

Espectacular inicio de Roca Rey. En los medios rodillas en tierra lanceó a la verónica con ajuste y valor rematando con una larga cambiada que tuvo que irse al suelo para no ser arrollado. No lo picó prácticamente. El toro fue a menos con la muleta. Le pudo Roca Rey y el toro comenzó a aburrirse y a salir mirando al tendido. Le dio varias tandas siendo más profundo al natural y más poderoso con la diestra. Estalló la faena de verdad al final, con una ajustadísima tanda de bernardinas que puso al público en pie. Estocada de libro. 2 orejas.

Ficha del festejo: 

Plaza de Toros de Jerez de la Frontera. 2º de abono. Casi lleno.

Toros de Núñez del Cuvillo. 1º gran toro premiado con la vuelta al ruedo, 2º falto de casta, 3º faltó recorrido y entrega, 4º manso con problemas de vista, 5º falto de transmisión y casta y 6º deslucido.

“El Fandi” (verde manzana y oro). Oreja y oreja.

José María Manzanares (burdeos y azabache). Ovación y 2 orejas. 

Roca Rey (gris y plata). Palmas y 2 orejas.

Sergio Maya / @sergiomaya7