No existe maquillaje posible para maquillar la pesadumbre de tarde de El Tajo y La Reina; ni con Maire Claire ni con Maybelline. Mansos, sin fondo ni clase, y ni un ápice de emoción traían en sus entrañas los pupilos de Joselito. Por decirlo de alguna manera, una tarde muy de los 90 con frío, aire, caídas, devoluciones, y mansos con invalidez palpable en el ruedo. Plomiza, grisácea y pesada la cuarta de San Isidro.

Lo más destacado lo firmó Román con el tercero, y el presidente le burló una oreja bajo la petición del respetable. El valenciano es la primera victima de la oreja concedida de más al bueno de Miguel Ángel Perera. Y efectivamente, bajo la polémica de la puerta grande del torero extremeño, ahora toca que los demás y con méritos, paguen los platos rotos. Lorenzo también mostró sus cartas con el sexto.

El mayor de la saga Adame, recibió al primero de manera aseada. Tras el tercio de varas, en banderillas ya quedó de manifiesto su falta de fuerzas del toro. Este del Tajo y La Reina, no pudo con su esqueleto en el último tercio. Joselito lo intentó por ambos pitones pero sin lucidez. Pinchazo, metisaca bajo y bajonazo.

Las reacciones del cuarto de la tarde, fueron propias de estudio por el equipo de Cuarto Milenio, programa dirigido por Iker Jiménez. Tras un mal tercio de varas, destacó Fernando Sánchez con los palos. Adame, quiso entenderse con el pupilo de Joselito por ambos pitones, y por momentos, y con la división de opiniones en los tendidos, logró algunos derechazos con contenido. El toro, con una embestida descompuesta y soltando la cara, no permitió mucho más. Bajonazo tras varios pinchazos

El segundo de la tarde al salir, cayó al suelo estrepitosamente y de manera incomprensible, y fue devuelto. En su lugar, salió un sobrero de Torrealta. Este sobrero, fue incierto en los primeros tercios, incluso perdió las manos de salida, aunque tuvo la virtud de galopar en banderillas. Román puso fe y usó las distancias para citar de largo, pero este de Torrealta sacó guasa y quiso cazar con el pitón izquierdo al torero. Entre trancas y barrancas, el valenciano metió al animal en la franela por el pitón derecho domeñando su embestida. Mató recibiendo aunque la estocada cayó un poco baja.

Con la tarde ya envuelta en gris plomo, el quinto de la ganadería titular, igualmente salió sin fondo, y así lo manifestó en los primeros tercios. Román estuvo intentándolo con un mulo sin más. Evidentemente, el valenciano estuvo firme, dispuesto e intentando torear para el toro dándole un trato exquisito con el fin de mantenerlo en pie. Pies firmes y pecho por delante, para plantar faena al de El Tajo y La Reina. Su fallo con los aceros difuminó su actuación.

El tercero de la tarde, también fue devuelto tras irse al suelo en un quite realizado por Adame y en su lugar salió un sobrero de Montealto con el que Lorenzo no pudo lucirse por verónicas. Este tercero bis, fue desastrosamente picado, pero tuvo la virtud de galopar en banderillas, cosa que luego no hizo en el último tercio. Este, embistió de manera brusca soltando la cara. Lorenzo intentó por ambos pitones domeñar la embestida del toro con una buena dosis de firmeza, pero sin éxito…Media estocada y golpe de descabello.

El sexto, no tuvo mal aire de salida, y tras el encuentro con el caballo, mostró fijeza durante el tercio de banderillas. Lorenzo brindó al respetable, siendo señal inequívoca de convicción. La clase del último de la tarde permitió al toledano estructurar una faena pausada, con compás…Sintiendo el toreo por momentos…Álvaro lo firmó por ambos pitones, aunque el grueso de la faena fue por el derecho. El torero toreó para él, sin buscar recursos para llegar al tendido, y el tendido respondió. Algunos enganchones en el último tramo de la faena afearon la obra y bajó el tono. Cerró con bernadinas, pero no puso la rubrica con la espada. Pinchazo y estocada

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de Las Ventas, con algo más de 3/4 de entrada. Toros de El Tajo y La Reina, flojos, sin fondo. El sexto, noble. Segundo bis de Torrealta con movilidad, tercero bis de Montealto, brusco de embestidas.

Joselito Adame. Silencio en ambos

Román. Vuelta tras petición y palmas

Álvaro Lorenzo. Silencio y ovación con saludos desde el tercio