Nueva tarde de magisterio y capacidad la que ha dado Julián López “El Juli” en Jerez de la Frontera donde indultó al toro “Corchero” de la ganadería de Garcigrande tras una faena llena de técnica, poderío y entrega.

La corrida de Garcigrande fue justa de presentación y desigual en juego. Destacando el tercero, el cuarto y el sexto. Éste último se llevó el premio excesivo de volver al campo. Gran clase en la muleta pero apenas se le castigó en varas.

Antes del indulto, “El Juli” volvió a hacer una buena faena al tercero de la tarde donde destacó su labor poderosa y firme. Morante estuvo con ganas y muy arrebatado. Consiguió abrir la puerta grande tras una faena al quinto llena de torería y valor. “Paquirri” que reaparecía no estuvo a la altura. 

Templado inicio a la verónica de “Paquirri”  con el toro de su reaparición. Embistió con clase pero sin mucho motor. Cumplió en varas el toro. No hubo conexión con los tendidos en la faena de muleta. Muy cerrado en tablas ante el molesto viento lo toreó Francisco. Le faltó ajuste y transmisión a la obra. Se encontró algo más cómodo por el pitón derecho aunque el toro iba mejor por el izquierdo. Finalmente el toro se rajó y la faena se quedó en nada. Estocada trasera. Silencio.

Deslucido el segundo de salida sin dejar a Morante estirarse a la verónica. Dos puyazos fuertes se llevó el toro que seguía desentendido de los engaños. Por encima del toro Morante de la Puebla. Lo metió en la muleta con mucha técnica y valor. Le pudo más por el lado derecho donde dejó tres tandas de toreo en redondo caro, parando el tiempo en su muleta y toreando con todo el cuerpo. Estuvo artista pero arrebatado, con unos remates muy toreros. Con la zurda no pudo redondearlo, ya que el toro no tenía clase. Tres pinchazos y estocada entera. Ovación. 

Buen recibo a la verónica del Juli al tercero de la tarde, un toro que acudía con franqueza y clase. El Juli con las manos bajas y la figura erguida fue ganando terreno hasta llegar a los medios. Midió mucho el castigo en varas. Chicuelinas de mano baja y ajustadas fue el quite que realizó “El Juli”. Exprimió el madrileño al toro con la muleta. Cimentó la obra en el pitón derecho, el mejor del toro, ya que por el izquierdo se quedaba corto y se metía por dentro. Estuvo muy técnico Julián, de menos a más. Primero ayudando al toro y después exigiéndole a medida que fue avanzando la faena. Los mejores momentos llegaron al final cuando tiró del toro por abajo y con temple, con una gran ligazón que llegó a los tendidos. Pinchazo y estocada trasera. Oreja.

Más decidido salió Rivera Ordóñez con el cuarto. Rodilla en tierra lanceó por verónicas recordando a sus antepasados. No se picó bien al toro. Muy mal también se banderilleó. Hay que cuidar todos los detalles de la lidia. No estuvo acertado “Paquirri” con el toro. Pases bruscos, desajustados, sin firmeza. El público le pidió brevedad, pero el diestro alargó en exceso la faena. Estocada casi entera. Silencio. 

Salió el quinto de la tarde punteando los engaños y tropezando el capote de Morante cuando lo recibió a la verónica a pies juntos. Sacó entonces unas garbosas  chicuelinas y una serpentina para rematar muy jaleadas. Cumplió en varas el toro. Muy por encima Morante con la muleta. El toro tenía un corto recorrido y poca clase pero el de la Puebla estuvo muy metido en la faena en todo momento. Enrazado comenzó sentado en el estribo. Recuperando estampas antiguas con esos ayudados por alto con sabor añejo que metieron al público en la obra. Las tandas no podían ser ligadas, teniendo que sacar los muletazos de uno en uno, muy bien colocado, y muy firme. Aguantó los parones y miradas del toro para ir sacando agua de un pozo casi agotado. Arrebato, naturalidad, arte y torería hubo en el albero. Lo mató por arriba. 2 orejas.

Con brusquedad salió el sexto al ruedo con el que “El Juli” intentó lancear a la verónica con gusto pero el toro le arrancó el capote y deshizo lo realizado. En varas el toro derribó al caballo tras cogerlo por los pechos. Se desquitó con tres verónicas y una media de manos bajas y enfibradas en el quite. La lío en la faena Julián. El toro sacó fondo de nobleza y clase ayudado por un magisterio del Juli. Fue poco a poco metiéndolo en la muleta, obligando al toro a humillar y a sacar ritmo embistiendo. Le fue obligando cada vez más. El toro fue mejorando hasta llegar al apoteosis final con unas tandas donde no le quitó la muleta de la cara y en las que el toro hacía un ocho alrededor del torero. Al natural también lo bordó , con estética y naturalidad, toreando con media muleta y con todo el cuerpo. Provocó el indulto Julián, algo excesivo ya que faltó verlo en varas. 2 orejas y rabo simbólicas. 

Ficha del festejo: 

Plaza de Toros de Jerez de la Frontera. 3º de abono. Tres cuartos de plaza.

Toros de Garcigrande y Domingo Hernández. 1º manso, 2º manso, 3º falto de fondo, 4º buen toro, 5º descastado y 6º indultado de nombre “Corchero” número 42.

Francisco Rivera “Paquirri” (azul marino y oro). Silencio y silencio.

Morante de la Puebla (azul cielo y azabache). Ovación y 2 orejas. 

“El Juli” (catafalco y oro). Oreja y 2 orejas y rabo simbólicas. 

Sergio Maya / @sergiomaya7