Destacó Ángel Jiménez en la primera novillada de abono de la Real Maestranza de Sevilla. Consiguió cortar la única oreja de un festejo que estuvo marcado por la falta de casta, raza y motor del Parralejo, algo para nada habitual en este hierro.

Ángel Jiménez hizo lo mejor del festejo demostrando que está preparado para su alternativa en la próxima Feria de San Miguel con un cartel de figuras, Morante y Juli. Bordó el toreo al natural con una pureza y desmayo que impactaron a Sevilla. Cortó la oreja del cuarto y estuvo a punto de tocar pelo también en el primero si no llega a ser por la espada. Se llevó el lote más potable. Francisco de Manuel no tuvo su tarde, le faltó conectar con los tendidos y pasó inédito. Tampoco tuvo suerte Alejandro Mora aunque éste sí pudo dejar patente su gran concepto del toreo en su presentación en Sevilla.

Justo de fuerzas salió el primero del Parralejo, clavando dos veces los pitones en el suelo. Ángel Jiménez no pudo lucirse con el capote. Cumplió en varas. Francisco de Manuel entró en la tarde por chicuelinas en el quite. No dijo mucho en la embestida. Reposado, despacio y con gusto toreó Jiménez que aprovechó las escasas arrancadas que ofreció el del Parralejo. El novillo soseó y carecía de recorrido, sin embargo, el sevillano, lo hizo todo muy natural, firme y seguro de donde estaba pisando. Dejó buenos pasajes por ambos pitones, destacando por el izquierdo, el mejor pitón del novillo. La faena fue seguida con atención por los aficionados. Tres pinchazos y estocada entera trasera. Ovación.

Sin definir salió el segundo de la tarde. Francisco de Manuel lo intentó lancear a la verónica. Peleó bien en varas. Más voluntad que acierto tuvo de Manuel en la faena. Un novillo muy deslucido, soltando la cara y reponiendo el del Parralejo. El madrileño solventó con oficio las dificultades pero el novillo no se entregó. Estocada trasera. Silencio.

Con buenas maneras recibió Alejandro Mora a la verónica al tercero del Parralejo que le faltó entrega de inicio. Cumplió en varas. En quites destacó el propio Mora meciendo el capote a la verónica ante la sosería del novillo. Antes, Jiménez no pudo redondear las chicuelinas. No mejoró el novillo en la muleta. Informal, parándose, embistiendo con las manos por delante y soltando la cara. Mora demostró su gran concepto pero no pudo redondear la faena. Estuvo muy natural, encajado en los riñones y templado. Media estocada en buen sitio muy efectiva. Ovación. 

Sin definir salió el cuarto. Abanto en el principio y sin franqueza. No hubo lucimiento de Ángel Jiménez con la capa. Cumplió en varas. De Manuel ejecutó un buen quite a la verónica sin que el novillo dijera nada a los tendidos. Faena de buen nivel la realizada por Ángel Jiménez, sobre todo de mitad hacia adelante. Dejó claro el sevillano que está preparado para tomar la alternativa y que atesora una gran mano izquierda que puede dar grandes tardes de toros. Con la diestra la faena nunca llegó a romper. El novillo más informal por ese pitón no lo puso fácil, saliendo muy desentendido. Al natural subió la obra. Con la muñeca rota y la figura erguida fue dibujando naturales muy puros y de verdad. Fueron dos buenas tandas que impactaron a la afición. La última, antes de entrar a matar, fue la mejor. Mandó sobre la embestida y se rompió toreando. Estocada trasera y tendida que no fue suficiente y un golpe de verduguillo. Oreja. 

Deslucido inicio capotero del quinto de la tarde al arrancarle el engaño a Francisco de Manuel. Cumplió en varas. Se desmonteró en banderillas un gran Iván García tras colocar dos pares como marcan los cánones. No se entendieron en la faena de muleta. El novillo informal, se rajó pronto, y de Manuel se equivocó en los terrenos y en hacer un toreo encimista. Alargó en exceso la faena. Gran estocada. Silencio.

Sin celo ni clase embistió de salida el sexto. No pudo estirarse Alejandro Mora con el capote. Empujó el novillo en el caballo. Lo intentó todo Alejandro Mora en la faena de muleta. Demostró nuevamente su buen concepto intentando la pureza y la naturalidad en cada pase. El toro no fue agradecido, le faltó raza y clase, y el de Plasencia estuvo por encima. La faena no pudo explotar pero si dejó detalles toreros. Casi entera caída. Silencio. 

Ficha del festejo: 

Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. 15º de abono. Menos de media plaza. 

Novillos del Parralejo. 1º soso con nobleza, 2º deslucido, 3º informal, 4º enclasado por el izquierdo, 5º manso y 6º descastado.

Ángel Jiménez (fucsia y oro). Ovación y oreja.

Francisco de Manuel  (grosella y oro). Silencio y silencio.

Alejandro Mora (grana y oro). Ovación y silencio. 

Sergio Maya / @sergiomaya7