Tarde rara, rara, rara..Tres toreros con condiciones y toros con opciones, pero no hubo conjunción. La de Pedraza fue peleona en el caballo y en la muleta sacaron fondo de nobleza. El quinto tuvo más picante.

Chacón en el primero, cuarto y sexto, estuvo correcto con un buen resorte técnico y generoso al mostrar al toro en el caballo pero algo falló para no llegar de pleno al tendido. Cortés..No tuvo su tarde ni mucho menos. Leal y su valor seco rozando la inconsciencia… Una oreja al alarde de testosterona desmesurada sin ton ni son. Una oreja simplemente sin torear que no es ni mucho menos del aficionado de Madrid, del barrio de Chamberí, Salamanca, Paseo del Prado, Ventas o la Gran Vía. Simplemente, una oreja de los nuevos barrios sin peso alguno que no recordaremos al cabo de unos días.

El primero de la tarde, salió un tanto abanto pero en el caballo apretó en firme. En banderillas, tuvo buen tranco y fijeza, al igual que en la muleta de Chacón, aunque tuvo poca transmisión para poder llegar al tendido. El viento también condicionó. Octavio estuvo muy firme pero sin forzar la embestida del animal para que no se cayese al suelo. Las tandas por el pitón izquierdo y por el derecho, sucedieron sin eco en los tendidos. Estocada.

El cuarto, también fue un toro de pelea en el caballo, y en banderillas, acudió pronto al cite. Chacón fue inteligente con las distancias y con los tiempos entre tanda y tanda para no ahogar al animal. Estando técnicamente perfecto, el gaditano no terminó de conectar con los tendidos. Dejó buenas tandas por ambos pitones pero hasta ahí. Pinchazo y estocada.

Chacón también estoqueó al sexto tras ser operado Juan Lean. El gaditano, fue generoso en todo momento y quiso lucir al toro en el caballo. Lo puso de largo y en todo momento llevo el orden de la lidia. En banderillas, el de Pedraza  fue un poco suelto al igual que en el último tercio. Chacón lo intentó sin éxito en los tendidos, pero estando totalmente correcto técnicamente. Lo toreó por ambos pitones pero con total frialdad. Estocada

El segundo, tuvo celo en el saludo capotero de Cortés, el cual le pegó media docena de verónicas ganándole terreno. El torero fue generoso y lució al toro en el caballo, y este apretó metiendo los riñones. En banderillas fue pronto, al igual que en la muleta de Javier. El getafense le dejó siempre la muleta puesta con la zurda y ahí llegó al al respetable. La faena tuvo altibajos y no terminó de coger vuelo, y el viento también condicionó. Estocada desprendida.

El tercero también tuvo buen aire de salida y este de igual manera fue codicioso en el peto. En banderillas, este de Pedraza tuvo buen tranco y De Los Reyes y Marc Leal saludaron tras parear. Leal apostó en firme comenzando la faena de rodillas en tierra en el centro del ruedo. El francés puso alma y derrochó valor seco, pero no consiguió entenderse con el toro. Demasiado exagerado con los naturales buscando el pitón contrario. Buscó el calor del respetable y lo encontró con una buena dosis de testosterona metido literalmente entre los pitones del toro.

El quinto, fue correoso en el capote de Cortés, y no permitió el lucimiento. Este, aunque menos, también apretó en el caballo y fue algo buscón en banderillas. El de Pedraza, tuvo un puntito de genio en la muleta y el getafense sacó raza para plantarle cara. La faena trascurrió en un devenir de intenciones fallidas pero sin eco en los tendidos. Su mal uso con los aceros empañó más su tarde.

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de Las Ventas. Algo más de media entrada. Toros de Pedraza de Yeltes peleones en el caballo y nobles en la muleta. El quinto con más picante en la muleta.

Octavio Chacón. Silencio en los tres

Javier Cortés. Silencio en ambos

Juan Leal. Oreja