Día D y hora H. No hace falta decir más. Todos lo queríamos, todos lo deseábamos, unos rogando en silencio una situación imprevisible de no ser por la premisa del bombo, y otros con euforia desatada lo dejaban caer sin titubeos por las redes sociales. El destino, quiso que hoy, día 30 de mayo, la de Adolfo se cruzase en la vida de Andrés Roca Rey, o Andrés Roca Rey con al de Adolfo. El morbo está asegurado desde hace meses, y más incrementado tras su última puerta grande el pasado 22 de mayo con la de Parladé.

Manuel Escribano tiene la necesidad de pegar un toque de atención en Madrid de la manera que sea. Ahí queda y el lo sabe. Tiene capacidad para ello, y necesita pegar pegar ese toque de atención para seguir fraguando su temporada. Las Ventas es el mejor escenario para ello, y el de Gerena tiene capacidad para hacerlo.

Román pegó un severo toque de atención el pasado 10 de mayo con la de Fuente Ymbro. No estoy hablando de un triunfo, pero lo estoy haciendo de sus formas y actitud. El valenciano dejó ver claramente cual es su disposición para esta presente temporada. A parte, conoce lo que es salir a hombros por la puerta grande de Las Ventas. ¿Qué pasará hoy?

Roca Rey es el gran atractivo del cartel, y sin desmerecer al resto, Escribano y Román. Aquí dos y dos casi nunca suman cuatro, y la sorpresa de la tarde puede surgir en cualquier momento. Pero hablando de Andrés…Este viene con las pinturas de guerra en la cara y las cosas claras. Sabe cruzar los límites pero con cabeza, y conecta rápidamente con los tendidos. Muchos dudan de su capacidad al matar siempre cuatro ganaderías comerciales del gusto de las figuras, yo opino que de no matar otro tipo de ganadería, es porque no le da la real gana. Así de claro. Pero el destino, el bombo y la evidentemente la generosidad del torero para entrar en el sorteo, hacen que esta sea la tarde con más atractivo del ciclo isidril 2019.

Los grises del bueno de Adolfo…Ganadería codiciada por la afición más exigente, y en ocasiones intransigente. Pero así es Madrid, y cada plaza tiene su público y sus señas de identidad.