Hay tardes indescriptibles, inenarrables, mágicas, y hoy fue una de ellas por el despliegue de torería, improvisación y creatividad de Antonio Ferrera que sacó la toga y el birrete y ofreció una autentica lección de magisterio. ¿Cómo describo lo acontecido? Pido disculpas de antemano, si no estoy altura describiendo lo vivido en el círculo mágico de la plaza de toros de Las Ventas.

Efectivamente, Ferrera fue el hombre de la tarde, y en sus dos toros. Curro tuvo en sus manos el peor lote, pero con todas y con esas dejó su sello personal. Luis David en esta ocasión no sufrió la intransigencia de cierto sector de público y al menos pudo torear. Es más, en esta ocasión, tuvo el reconocimiento unánimemente de toda la plaza.

El primero de Zalduendo fue sujetado en el centro del ruedo en el saludo capotero por verónicas. Este, ya manifestó las fuerzas justas pero mucha calidad antes del encuentro con el caballo; clase y nobleza mostró en banderillas. Ferrera, comenzó sin probaturas con la zurda, y desde el primer natural el toro entró en la muleta del torero y el respetable también. En la segunda tanda, el ibicenco tiró la ayuda, y toreó al natural por ambas manos creando una faena atípica llena de inspiración y magisterio. Los naturales con media muleta, fueron pausados y entre tanda y tanda dejó respirar al toro. Fue todo creación en el círculo mágico de la plaza de toros de Las Ventas. Antonio sorprendió con creatividad y torería. Estocada recibiendo citando muy de largo.

El cuarto de la tarde, tuvo la característica de la movilidad y así lo manifestó en los primeros tercios, aunque lo hizo sin fijeza. Muy incierto el de Zalduendo en todo momento. Ferrera, le buscó las vueltas al toro y lo consiguió meter en la muleta, y en esta ocasión el público también entró. En esta ocasión, el torero tuvo que tirar de raza y llevar al toro siempre muy metido en la muleta y lo consiguió cuajar por ambos pitones, aunque las cotas más altas llegaron en el cierre al natural con ambas manos, pues igualmente tiró la ayuda. En una misma faena, hizo dos faenas. La primera parte de poder al toro, y la segunda de sacar la toga y el birrete y crear con magisterio. Estocada recibiendo

El segundo de la tarde, manifestó peor estilo y las fuerzas justas en el capote del torero de Linares, y así sucesivamente en los tercios de varas y banderillas. Curro, anduvo con toro de poco recorrido y que salía con la cara alta. Lo intentó por ambos pitones y en su buen hacer encontró respuesta en los tendidos. Díaz estuvo a gusto y con las muñecas relajadas y algún que otro natural pudimos ver con el sello personal del torero. Estocada.

El quinto de la tarde, no tuvo mal tranco de salida, pero según sucedian los tercios, el toro salía suelto. En la muleta del torero de Linares, hizo lo mismo, salir suelto de cada muletazo, aunque el torero lo consiguió meter en la muleta. Este de Zalduendo, tuvo también el defecto de soltar la cara, sintoma de defensa por la falta de casta. Curro, lo cuajó con gusto y pellizco y el respetable respondió. Algunos naturales, fueron carteles de toros. Estocada.

El tercero de la tarde, salió echando las manos por delante en el saludo capotero, y en los tercios de varas y banderillas, nos ofreció una de cal y otra de arena. Todo quedaba en las manos de Luis David con el toro sin definir. El mexicano lo consiguió meter en la muleta y domeñó esas embestidas inciertas del toro soltando la cara. Lo cuajó por ambos pitones y en esta ocasión sin sufrir la intransigencia de cierto sector de público. El torero estuvo entregado en todo momento y más a gusto por el pitón derecho. Cerró con manoletinas  y remató con una estocada.

El sexto de la tarde, no tuvo buen estilo en el saludo capotero de Luis David. En varas y en banderillas, evidenció falta de casta, suplida en el último tercio por su prontitud al cite. Luis David le buscó las vueltas al Zalduendo y lo consiguió meter en la muleta. Estructurando la faena y toreando con la diestra, fue volteado de fea manera, pero siguió por ese mismo pitón. Por el izquierdo, no tenía ni uno. De nuevo con la diestra remató la faena consiguiendo el eco en los tendidos y el reconocimiento del respetable. Su fallo con los aceros difuminó lo realizado.

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de Las Ventas. 3/4 de entrada. Toros de Zalduendo de juego variado, siendo los peores y con menos opciones el segundo y cuarto.

Antonio Ferrera. Oreja y dos vueltas al ruedo y dos orejas

Curro Díaz. Ovación con saludos y ovación

Luis David. Ovación tras leve petición y silencio