Leonardo Hernández, cortando una oreja en cada uno de sus toros, consigue su décima puerta grande en la plaza de toros de Las Ventas.

Una y una sumas dos, que fueron las orejas que cortó Hernández, y una de Ventura en su primero, y perdió otra en su segundo tras pinchar con el rejón de muerte. Munera, el confirmante, perdió también la oreja del primero y sexto, por el mal uso del rejón de muerte y tener que usar el descabello. Pero al margen de las orejas, quedan las buenas sensaciones vividas en la plaza, tras una corrida interesante y manejable aunque con un puntito de mansedumbre de los de María Guiomar Cortés de Moura.

Munera confirmó en el inicio del festejo con el rejón de castigo cedido por Leonardo Hernández a lomos de «Misterio» Con «Dámaso, puso las primeras banderillas realizando una doma clásica, pero dejándose llegar al toro. Con «Arrebato» terminó de entrar en el respetable  arriesgando en las distancias cortas con el de Guiomar. Con «Escándalo» puso las cortas y enterró el rejón de muerte pero sin suerte. Faena muy elaborada con toda su cuadra con un toro que siempre iba con la cara muy alta. Tuvo que recurrir al descabello y usarlo en varias ocasiones.

Juan Manuel cerró la tarde y recibió al sexto de Guiomar con «Romance» y medio consiguió encelar la embestida huidiza del toro. En banderillas salió con «Quitasueños» y clavó citando de largo y dejándose ver. El manchego expuso pero al mismo tiempo sin salirse de su clasicismo. Con «Arrebato» y muy arrebatado, puso al olla en ebullición poniendo banderillas e invadiendo los terrenos del toro. Con «Romance» llegaron las cortas y con «Supremo» y ya con el toro muy parado. Varios pinchazos y varios golpes de descabello.

Ventura tuvo que sobar mucho al segundo de la tarde para encelarlo en su cabalgadura, pues este buscaba el abrigo de las tablas. El lío en banderillas vino con «Nazarí» El rejoneador de La Puebla, recorrió entera la circunvalación de la plaza con el morro del toro cosido al costado del caballo. El respetable en pie. «Gitano» puso las cotas más altas de la faena realizando piruetas imposibles. Con «Dólar» y de frente al toro, terminó de formar el lío gordo con un par a dos manos y sin cabezada. Inspirado y entregado Diego en todo momento. Mató citando de frente.

Tras la confirmación y en el cuarto de la tarde, Ventura recuperó su antigüedad y con «Joselito» recibió al toro «Comediante» Buen toro de María Guiomar. Ventura, con «Sueño» puso al respetable en pie, cambiándole los terrenos al toro y poniendo banderillas citando muy en corto y quebrando en la cara para clavar. De nuevo en banderillas y con «Lío» formó el lío gordo toreando con el cuerpo del caballo y citando de largo para clavar. Los quiebros en la cara del toro, tuvieron un mérito increíble por su máxima exposición. Con «Dólar» y sin cabezada, clavó el par a dos manos y ahí la plaza fue completamente un manicomio. Dos pinchazos y medio rejón.

Hernández recibió al tercero con «Estoque» dejando un rejón de castigo. El jinete con «Enamorado» puso mucho tesón para encelar al toro en el caballo, pues esto no quería cuentas con ninguno, pero puso al respetable en pie poniendo banderillas citando de largo y quebrando prácticamente en la cara del toro. Con «Xarope» terminó de formar el lío igualmente citando de largo y poniendo las cortas. Ahí pisó el pie en el acelerador y el respetable respondió ¡Cumbre Leonardo en una faena de menos a más! Rejón de muerte en todo lo alto

Leonardo recibió al quinto con «Estoque» Este, salió muy suelto gasta sentir el rejón de castigo. Con «Calimocho» puso banderillas, pero le costó llegar al respetable por la sosería del toro» Con «Eco» y exponiendo una barbaridad, encontró la respuesta en el tendido cuando realizó dos piruetas delante de la cara del toro. Con «Xarope» remató la obra poniendo una rosa, una corta, y enterrando el rejón de muerte.

FICHA DEL FESTEJO.

Diego Ventura. Oreja y fuerte ovación con saludos

Leonardo Hernández. Oreja en ambos

Juan Manuel Munera. Silencio en ambos