Entretenida tarde de toros en Sanlúcar de Barrameda donde Pablo Hermoso de Mendoza y Roca Rey salieron a hombros tras cortar tres orejas cada uno. La tarde estuvo marcada por el ambiente caluroso y festivo de un pueblo en fiestas que rozó el lleno en los tendidos.

El rejoneador lidió con dos toros de Fermín Bohórquez, llenos de nobleza y faltos de emoción. Se notó el gran oficio y elegancia que tiene el jinete navarro que puso toda la carne en el asador por agradar. Había mucha expectación por ver a Roca Rey con cuatro astados. No defraudó, si bien no fue una tarde redonda y maciza como nos tiene acostumbrados. Solventó con oficio y profesionalidad. El encierro de Cuvillo sirvió e incluso hubo dos toros de gran nota por su casta y bravura, tercero y quinto. 

Con elegancia recibió Hermoso de Mendoza al primero de la tarde a lomos de “Jibio”. Le colocó solo un rejón de castigo. Tenía buen tranco el de Bohórquez. Sacó a “Berlín” para colocar dos banderillas al quiebro y torearlo muy templado a dos pistas. Se fue acabando el animal, mucha nobleza pero poca transmisión. A lomos de “Indico” le llegó más a la cara, provocó las arrancadas y pisó sus terrenos. Finalizó su actuación con “Corsario” y las banderillas cortas que calentaron los tendidos. Rejón de muerte muy efectivo. 2 orejas. 

Imprimió temple Roca Rey en el recibo capotero al segundo de la tarde. Verónicas ganándole los medios pero sin apreturas. Casi sin sangrar el toro se cambió el tercio. El quite de Roca Rey fue vistoso. Chicuelinas con tafalleras sin inmutarse que encandilaron a los tendidos. Con la muleta fue de menos a más. El de Cuvillo tuvo nobleza pero le faltó motor. Roca Rey anduvo técnico y con despaciosidad siempre buscando el temple en los pases. No fue hasta las postrimerías cuando explotó la faena con un toreo de cercanías donde los circulares fueron tan perfectos como emocionantes por cómo se lo ceñía. Estocada entera mínimamente caída. Oreja.

Sin recorrido ni ritmo salió el tercero de la tarde. No se pudo lucir el peruano con el capote. Lo midió en varas, entrando hasta dos ocasiones al caballo. Exigió mucho el toro. Encastado, bravo, humillador y con mucho motor. La faena de Roca Rey tuvo muchos altibajos. Le desarmó hasta en tres ocasiones. Le costó al peruano encontrarle el sitio y solo en las tres tandas finales le pudo de verdad. Iba mejor por el pitón izquierdo pero él le pudo más con la diestra. Lo enganchó alante y tiró de él por abajo. La tanda final fue por bernardinas ajustadas. Estocada trasera. Oreja.

Sin excesivo celo salió el cuarto de la tarde de los chiqueros. Sobre “Alquimista” le colocó el único rejón de castigo. A lomos de “Disparate” intentó ponerle emoción a la faena pero el toro estaba sin fuerza ni vida. Banderillear a un carretón prácticamente. Con “Arsenio” buscó el efectismo con piruetas varias ante un marmolillo. Abrochó con tres cortas sobre “Alabama”. Rejonazo trasero. Oreja.

Por chicuelinas recibió Roca Rey al quinto de la tarde. Fue lucido. En varas empujó el toro recibiendo un justo castigo. El quite del peruano fue por delantales muy templados. La faena de muleta fue de menos a más. Tuvo nivel medio la obra hasta la mitad de la misma, cuando el peruano le apretó logrando una gran tanda de naturales y otras dos más de derechazos largos y profundos cerrado en tablas. El público pidió el indulto, demasiado premio hubiera sido para un toro que se rajó al verse podido. Roca Rey terminó con unas “luquecinas” ceñidas. Dos pinchazos y estocada desprendida. Ovación. 

Con una larga de rodillas recibió Roca Rey al último. Después lo lanceó a la verónica con habilidad y soltura pero sin apreturas. Empujó bien y puso en aprietos al picador.  Hubo emoción. José Carballo, el sobresaliente realizó el quite, fue por verónicas cerrando con una media muy jaleada. Comenzó la faena en los medios pasándose por la espalda varías veces al toro. Estuvo correcto el peruano. El toro mucha nobleza pero le faltó más transmisión de mitad de faena para adelante. Fue una faena larga, de gran cantidad de pases, entre las que destaca una tanda de derechazos muy templados, donde consiguió aminorar la embestida del toro. Cerró con circulares muy conseguidos y unas manoletinas muy jaleadas. Estocada atravesada y dos descabellos. Oreja.

Ficha del festejo: 

Plaza de Toros del Pino (Sanlúcar de Barrameda). Casi lleno.

Toros de Fermín Bohórquez (1º y 4º) y Núñez del Cuvillo (2º, 3º, 5º y 6º). 1º noble, 2º noble, 3º encastado, 4º sin vida, 5º enclasado pero se rajó y 6º encastado.

Pablo Hermoso de Mendoza. 2 orejas

Roca Rey (grana y oro). Oreja, oreja, ovación y oreja. 

Sergio Maya / @sergiomaya7

Fotos: José Luis Contreras.