Tras la novillada de ayer, vuelven las corridas de toros, y esta es la primera de una semana muy interesante. Morenito de Aranda, Juan del Álamo y Tomás Campos, lidiaran y estoquearan una corrida de Las Ramblas.

Morenito de Aranda es un torero muy del gusto de Madrid. Tiene empaque, mucha expresión en su toreo. Cuando lo ve claro, embruja la plaza toreando de una manera muy peculiar. A parte, es un torero con una buena dosis de valor para ser de corte artístico. Era una de las debilidades del maestro Antoñete.

Vuelve Del Álamo. Tras su paso por el ciclo isidril el pasado 21 de mayo con la de El Pilar y sin suerte con su lote, demostró estar en buen momento estando muy por encima ante un lote complicado y de pocas opciones, el resultado, una vuelta al ruedo tras petición en su primero. Juan es un torero que siempre, da la cara en Madrid, y bajo ninguna circunstancia, mengua en estos compromisos.

Tomás Campos, es la novedad. Un torero muy muy poco visto, pero con un buen concepto que puede sorprender. Este año, está siendo el año y la feria de las novedades, y también de la consagración de los toreros que están en la parte alta del escalafón. Pero hablando de Campos…Tomó la alternativa en 2014, y prácticamente, es un torero que está sin ver; con lo cual cuenta con el factor sorpresa de ser un autentico desconocido, aunque las referencias sean buenas. ¿Sorprenderá hoy? Ojalá, y así.

Las Ramblas, la materia prima…Por sus venas, corre la sangre Domecq, de procedencia más directa de toros de El Torero. Los de Las Rablas, son toros que van a más en la muleta y los suelen hacer con gran fijeza. Tienen ese puntito de casta para darle sentido al espectáculo. Esperemos el buen juego de los toros que pastan en la provincia de Albacete.