Tras la plomiza corrida de ayer de Las Ramblas, para hoy tenemos un cartel muy atractivo con Sebastián Castella, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín. La materia prima, de Garcigrande Domingo Hernández.

Vuelve el francés, y cuando pisa el ruedo de Las Ventas, crece dos palmos. Hoy es buen día para seguir creciendo y apretarse los machos, pues los más jóvenes con los que comparte cartel, vienen apretando fuerte. Sebastián cuando ve un halo de luz y tiene la más mínima oportunidad, saca lo menor que lleva dentro. De no tener la más mínima oportunidad, no escatima en invadir los terrenos del toro, para intentar llegar al tendido.

Lorenzo tiene la obligación de apretar hoy, pues será su tercera tarde y última comparecencia en este ciclo isidril 2019. El toledano sabe torear y es un torero fino en sus quehaceres. Pero  debe de cruzar esa línea roja para mantener el tipo de cara al verano. O siendo lo mismo, debe dar la cara hoy, para poder abrirse un hueco en las grandes ferias de cara al resto de la temporada.

Ginés Marín trenzará su segundo de los tres paseíllos que tiene programados para la Feria de San Isidro 2019. De igual manera, tiene la misma necesidad de apretar que su compañero Álvaro Lorenzo. La oreja cortada el pasado 18 de mayo, es un cheque en blanco y el lo sabe, por mucho que quiera disfrazar la realidad. Pero hoy es hoy, y Ginés puede y tiene capacidad para ofrecer su mejor versión. ¿La dará? Ojalá la veamos y luego lo podamos contar aquí en La Tierra del Toro.

Por las venas de los toros de Garcigrande Domingo Hernández, corre sangre Domecq pero de garantía para el espectáculo. Ganadería codiciada por las figuras del toreo con presencia en todas las grandes ferias del orbe taurino. Pero ya sabemos que aquí dos y dos, no siempre suman cuatro (Y por suerte) Ojalá alguno lleve las llaves del cortijo en un pitón, y en el otro las llaves del Mercedes.