Tarde de expectación, y de segundas y terceras comparecencias. Ferrera, Urdiales y Ginés Marín, lidiaran un encierro de Alcurrucén / Lozano Hermanos.

Tras una tarde de magisterio, y otra de pasar de puntillas por la condición de los toros y del viento, vuelve Ferrera 24 horas después de su última comparecencia. ¿Qué pasará hoy? Algo diferente rodea la figura del ibicenco. Antonio ya no quiere cuentas con los micrófonos de Canal Toros. Hace bien. Yo haría lo mismo o peor, cuando un minuto antes de trenzar el paseíllo para jugarme la vida, me meten un micrófono en la boca para preguntar y escuchar la misma cantinela. «Un Ferrera renovado»

Vuelve Urdiales, igualmente tras su paso de puntillas por este ciclo el pasado 15 de mayo. Hoy es hoy, y el pasado ya queda al margen. Todos queremos ver al riojano en estado puro, dando una lección de clasicismo. ¿Lo veremos? Dios dirá…Diego arrastra una buena procesión de devotos por su toreo. ¿Y cuando torea? Pues cuando torea, nos pone de acuerdo en unanimidad creando una locura colectiva

Marín trenzará hoy su tercer y último paseíllo en este ciclo. Es el torero de la ley de la máxima recompensa al mínimo esfuerzo. Y me explico…Ginés estuvo bien en su primer toro, Día 5 de junio con el toro «Poeta» de Domingo Hernández) aunque sin redondear del todo. En su su segundo, desbordado por momentos, aunque ligando naturales y derechazos. La exigencia para Marín, es por querer ver su mejor versión, pues tiene muchas cualidades ayunas de ambición.

La última corrida de Alcurrucén en Las Ventas el pasado 31 de mayo, ni buena ni mala. Hoy tiene que saltar ese toro al círculo mágico de la plaza de toros de Las Ventas que permita la expresión del torero, que no nos regale veinte embestidas, que mire con fijeza, y coloque la cara en la muleta.