El torero valenciano Román Collado ha sufrido una espeluznante cornada al entrar a matar al primer toro de su lote del hierro de Baltasar Ibán. El joven diestro, que sustituía a Emilio de Justo, toreó con verdad a un toro que sólo él vio que tenía posibilidades. Fue al entrar a matar cuando el astado de Baltasar Ibán lo prendió de muy fea manera, provocándole una extensa y grave cornada, cuyo parte médico reza lo siguiente: