Encañonando la recta de final de la Feria de San Isidro, hoy tenemos un cartel con un veterano muy veterano, y dos toreros jóvenes con ganas de reivindicar su valía para poder entrar en las ferias. Hoy es el día adecuado, con el escenario perfecto.

Vuelve el toledano Eugenio de Mora al círculo mágico de la plaza de toros de Las Ventas, tras 759 días de ausencia. De nuevo, vuelve el clasicismo de la mano del toledano, y quizá sea hoy un buen día para saldar deudas.

Ritter, tiene esa necesidad imperiosa de apretar. O lo hace según va la feria, o lo puede tener muy complicado y más estando en el mes de junio, y con las ferias amables de verano, prácticamente cerradas.

Francisco José Espada, es de los que no escatima en esfuerzos cada vez que tiene una oportunidad. Es joven y tiene buenas formas, pero a parte, debe de cruzar esa línea roja para sacar la cabeza. ¿Lo hará? Pues hoy es el día perfecto.

Los toros de El Ventorrillo, que pastan en tierras manchegas, llevan en sus entrañas la sangre Domecq. La ganadería que encumbró Paco Medina, no pasa por su mejor momento, pero siempre salta al ruedo algún toro de triunfo. Esperemos ver hoy alguno.