Trigésimo segunda de San Isidro con toros de Fuente Ymbro.

Se fue Morenito de Aranda a recibir al primero a la puerta de chiqueros. Aguantó con valor la salida indecisa del astado. Ya en la muleta manseó de primeras y le costó al burgalés mantenerlo en la muleta. Detalles sueltos en los remates por bajo y mató de entera. El cuarto no tuvo mala condición en su embestida aunque salía con la cara alta. Fue noble y lo probó Morenito por ambos pitones dejando algún momento destacable pero sin acabar de cuajar ninguna serie. Estuvo desafortunado con los aceros.

Al segundo lo paró Pepe Moral a la verónica. Se lo llevó a terrenos céntricos y tenía recorrido por el pitón derecho. Resultó noble pero le faltó emplearse. El sevillano no acabó de verlo claro y el viento molestó. Mató de pinchazo y entera. Metió bien la cara el quinto en el capote de Pepe Moral. Fue un toro noble al que le cambió el viaje por la espalda en dos ocasiones en el inicio de faena. Algún muletazo suelto y una tanda por el derecho más recogida y con ligazón pero a partir de ahí no acabó de estar a gusto el sevillano y falló con los aceros y el descabello.

Comenzó faena de muleta José Garrido por abajo con rodilla en tierra. Tras unos primeros compases de encuentro, le cogió en dos series por el derecho dónde hubieron muletazos largos y profundos con el de Fuente Ymbro humillando y siguiendo las telas del extremeño. Se descompuso todo al final de faena y dejó una entera que cayó baja. El sexto titular fue devuelto en banderillas y salió el sobrero de Conde de Mayalde. Tuvo trabajo Antonio Chacón en la brega. En los primeros compases embistió con ritmo pero se fue apagando y defendiéndose en cada embestida. Garrido dejó su disposición y falló con el descabello hasta sonarle los dos avisos.