La tradicional Corrida de la Prensa, cierra un ciclo isidril para el recuerdo. Pero hoy es hoy, y toca hablar del cartel y su terna.

El Fandi, hace su primer y único paseíllo en el cierre de la feria. David, tiene su público y juega con la baza de la espectacularidad en banderillas. Mece muy bien el capote, pero queda ensombrecido su manejo con el percal, cuando pone los palos.

Vuelve el consentido de Madrid, o de cierto sector de Madrid. López Simón. Da igual su forma de torear, sus puertas grandes vienen precedidas tras volteretas espeluznantes y porrazos estrepitosos en los últimos tramos de la faena, cuando parece un libro descuadernado al ponerse en pie.

Vuelve Aguado, tras su puerta grande el pasado 18 de mayo. Madrid y sus visitantes bien acogidos lo quieres ver. ¡No es para menos tras silenciar Las Ventas! Sigamos creyendo en el toreo de buen gusto con esa distinción sevillana de manos de Pablo.

La de Santiago Domecq, sangre Juan Pedro Domecq, tiene en su hoja de servicios unos cuantos toros para la historia en toda la geografía española. ¿Saltará alguno hoy?