Punto y final con una corrida muy interesante de Santiago Domecq, y los goterones de toreo caro de Aguado.

Corrida mal aprovechada de Santiago Domecq por Fandi y López Simón. Todos con mayor en menor medida, tuvieron movilidad, y dentro de esa movilidad, algunos con mejor estilo o clase que otros. Pero en conjunto, una corrida interesante. Esto entra dentro de una tarde toros. Aguado, fuera de la vulgaridad más absoluta y sin agravio comparativo con sus compañeros, simplemente toreó dejando esos goterones de buen gusto, con su distinción sevillana tan característica. Una pena el percance sufrido al entrar a matar al tercero de la tarde. Pronta recuperación al torero sevillano.

David recibió al primero de la tarde por verónicas, meciendo el capote con facilidad. Este de Santiago Domecq, aunque fue con la cara alta en los primeros tercios, mostró nobleza y prontitud, sobre todo en el tercio de banderillas. El Fandi, pareó con facilidad y de forma espectacular. El torero no encontró acople ni supo templar las embestidas del toro. Los pitos y las palmas de tango afloraron en los tendidos, al ver que en cierto modo el animal pedía otro planteamiento de faena. Algún natural quedó dibujado en las últimas tandas. Estocada trasera.

El Fandi, recogió la embestida del cuarto de la tarde toreando por verónicas. Este, también tuvo movilidad y prontitud en el caballo, y en el tercio de banderillas protagonizado nuevamente por el mismo matador. «Ventero» tuvo virtudes (La principal la humillación) y defectos, pero embistió. David, tuvo defectos pero la virtud de cazar al toro metiendo el brazo habilidosamente. Lo que no tenga el toro, evidentemente lo debe de poner el torero.

El Fandi, mató al sexto tras ser intervenido Aguado por el percance sufrido en el tercero de la tarde. Este de Santiago Domecq, apuntó cosas buenas de salida. Apretó en el caballo entrando en tres ocasiones. José Bernal saludó tras el tercio de varas. En banderillas, sentido el torero, pareó con espectacularidad poniendo cuatro pares. En la muleta, el toro fue bajando rápidamente el tono, tras la exigencia de los tres encuentros con el caballo y los cuatro pares de banderillas. El bueno de «Zahareño» ya totalmente afligido y casi ni en pie, mereció mejor trato. Simplemente aguantó una tanda. Una pena…¿No? un toro bravo sin suerte en el sorteo. Dos pinchazos y estocada habilidosa.

El segundo de la tarde, mostró buen aire en el saludo capotero de Simón. En el caballo, metió los riñones y en banderillas, su embestida aunque en ocasiones distraída, fue pronta. Este de Santiago Domecq, fue pronto, humilló, y repitió con transmisión en la muleta. En resumidas cuentas, un toro encastado pero con un puntito de mansedumbre que de cuando en cuando podía salir suelto cuando sino le sujetaba el torero de Barajas. Alberto, no supo ni calibrar las distancias ni la altura para estructurar la faena, y todo fueron pases ligados pero sin ton ni son. Metisaca y estocada.

El quinto, aunque con peor estilo de salida y en los primeros tercios, también tuvo la virtud de la movilidad y repetición. Alberto, estuvo en tierra de nadie. Toreó ligando las tandas pero sin más. El de Santi Domecq pudo lucir más, pues no paró de embestir en los 10 minutos de faena. Le faltó clase, evidentemente, pero el torero de Barajas tampoco lo vio claro, y simplemente pegó pases al aire.

Aguado ganó terreno al tercero de la tarde toreando por verónicas. Este de Santi Domecq, también metió los riñones en el caballo. En banderillas, también apuntó cosas buenas. Desde la primera tanda con la diestra rematando la tanda por bajo, el respetable entró en la muleta del sevillano. Con la misma mano y haciendo el toreo fundamental, Pablo confeccionó una faena corta en el minutero,pero de gusto, empaque, torería y sabor. Un trincherazo, junto con los cambios de mano, fueron la firma de las tandas. Cerró con la zurda a pies juntos, para poner la rubrica. Pinchazo y estocada y varios golpes de descabello.

FICHA DEL FESTEJO:

El Fandi. Leves pitos, silencio y palmas

López Simón. Silencio en ambos

Pablo Aguado. Saludos