oznor

Corrida llena de mansedumbre, desrazada, sin clase ninguna, la que Nuñez de Tarifa envió a Granada en una tarde donde José Garrido se llevó el mejor lote y lo supo aprovechar, además de recibir una voltereta monumental. Joaquín Galdós se encontró con un lote manso y deslucido y David de Miranda trató bien al primero al que cortó una oreja, pero el sexto soso y desagradable le impidió demostrar la clase que atesora.

Aguaclara fue el primero en saltar al ruedo granadino, y José Garrido lo recibió con una larga cambiada de pie. Lució una vez más Garrido su calidad con el capote tanto en el recibo como en su toda la lidia. Salió muy suelto tras el caballo. Buen tranco tenía el primero y galopaba con una embestida algo desmedida. Lo llevaba largo el de Badajoz. Templado y con ritmo uniforme lidió Garrido a Aguaclara, cuyo recorrido era formidable. Tuvo naturales muy buenos, pero se orientó pronto por el izquierdo. Garrido vio que se estaba apagando y fue a por la espada. Una faena que acabó con el de Núñez de Tarifa arrollando cuando el matador lo daba unos molinetes muy elegantes y mató de estocada algo trasera. Vuelta al ruedo con división de opiniones.

Salió el manso y suelto segundo, al que el peruano Joaquín Galdós paró con verónicas. Sin humillar, demostrando cada vez más su mansedumbre y debiendo asomarse mucho los banderilleros. No embestía, arrollaba en el inicio de la faena, y no dio ninguna posibilidad al torero de Lima, que intentó exponerse sin lucimiento. Mató de bajonazo y descabello.

No veía el tercero, pasaba por los trastos sin ver al torero que estuviese delante, y manseaba además. Se llevó a David de Miranda por delante en un lance, y casi coge a Padilla. Las protestas aumentaban y fue devuelto.

Por delantales fue como David de Miranda paró al tercero bis, que arrollaba también y mostraba mansedumbre. Era desrazado, sin humillar, con la cara arriba. Mucho capotazo se le dio. Estatuarios muy erguidos para comenzar la faena de muleta, y una segunda tanda con dos de rechazos muy buenos. Bajaba la mano el de Huelva y el morlaco embestia sin ton ni son, sin transmisión alguna, metiéndose por dentro. Dejó algunos muletazos de mucha calidad con un toro totalmente rajado y manso. Mató con estocada baja.

Más rápido salió el cuarto y Garrido utilizó una larga cambiada de rodillas para recibirlo, y darle una tanda de verónicas de rodillas, y quitó tras pasar por el caballo por espaldinas, gaoneras y caleserinas. Abanto, con galope muy informal, pero mucha movilidad. Comenzó por estatutarios en el centro, y se llevó un volteretón enorme. Lo arrolló, lo lanzó hacia arriba y la caída fue dolorosa, pudo llevar pitonazo en el muslo izquierdo. Tras el susto, consiguió templarlo, dejarle la muleta en el hocico, y por el lado derecho dejó varios muletazos que merecerían ser cartel. Seguía pegando arreones y Garrido lo llevó al izquierdo, intentando encauzar la embestida extraña que tenía. Lo llevaba largo y arrancó dos tandas de derechazos muy ligadas y buenas. Metió un estoconazo para cortar dos orejas.

Cárdeno fue el quinto, que salió algo suelto también pero humillaba más. Salió del caballo sin fuerzas ni ganas de andar y ello lo sufrieron los banderilleros. Con doblones y derechazos inició su faena, componiendo muy bien la postura. Vaya serie a cámara lenta se sacó el peruano con la izquierda, templado las embestidas, y aprovechando la escasa fuerza que tenía este quinto. Tres tandas pudo sacar Galdós hasta que cantó la gallina, el astado clavó las patas, y se fue a tablas. Perdió la oportunidad de tocar pelo tras pinchar y meter una estocada desprendida.

No decía nada de salida el sexto, con un comportamiento similar a los hermanos que lo antecedieron. Se le castigó demasiado en el caballo, y eso lo pudo pagar después David de Miranda. Una faena sosa, sin trasmisión desde inicio. Intentó el de Trigueros bajarle la mano pero no lo admitía el de Núñez de Tarifa, que era muy exigente, miraba después de cada muletazo, y además protestaba por arriba. De Miranda lo probó de varias formas, pero no hubo manera. Estocada baja.

Plaza de toros de Granada. Primera corrida de abono. Más de tres cuartos de entrada.
Toros de Núñez de Tarifa, bueno el 1°, manso el 2°, 3° bis manso y sin transmisión, 4° manso y encastado, 5° sin fuerza, 6° soso y exigente, para
José Garrido (Rosa palo claro y oro), vuelta al ruedo con polémica y dos orejas.
Joaquín Galdós (marino y oro), silencio y leves palmas.
David de Miranda (marino y oro), oreja y silencio.