oznor

La corrida de Matilla tuvo cosas muy diferentes. Morante se llevó el peor lote de la tarde. Dio una buena tanda por el derecho al primero, y abrevió rápido al cuarto, sin fuerza y descastado. Julián López el Juli cortó una oreja a cada uno de su lote en dos faenas sin mucha transmisión y tres orejas para David Fandila El Fandi en una tarde en la que estuvo repleto, toreando lento y templado, y llevándose un susto importante en el sexto.

Bonito fue el primero, al que Morante recibió por verónicas. Se movía bien Estero hasta que salió del caballo. A partir de ahí, caramocheaba. En el centro Morante dio unas tandas de derechazos magistrales, con una despaciosidad tremenda, una clase desmesurada. Unos muletazos donde levantó los tendidos. Una faena que no llegó a más dado que el primero de García Jiménez no lo permitió, pero qué bonito lo hizo el de La Puebla.

Con menos clase saltó el segundo, más manso, al que Julián López El Juli quitó por chicuelinas. Pegado a tablas y con doblo es comenzó la faena de muleta, sacándolo poco a poco a los medios. Por el derecho le costaba y por el izquierdo no iba. Lo llevaba muy recto Julián, que intentó poner todo lo que le faltaba a Saltón, que miraba mucho, sin maldad, pero sin dejar de mirar. Tiró la ayuda y le dio una última tanda por el derecho, donde se tragó varios muletazos elegantes. Estocada.

El recibo de David Fandila El Fandi a Cara limpia fue de ordago. Largas cambiadas, verónicas de rodillas, chicuelinas al paso… Quitó por serpentinas, y banderilleó él. Vaya primera tanda le dio de rodillas, con un circular interminable al tercero que metía la cara bien. Soseaba en la embestida, aunque tenía un ritmo uniforme y se desplazaba bien. Toreaba a placer el granadino y dejaba de humillar. Faena demasiado larga del granadino, , ante un toro que tenía clase pero no fuerza. Se echó a tierra otra vez antes de coger la espada, y metió un estoconazo.

Con más velocidad salió Adulador, un castaño listón de Olga Jiménez, que al entrar al caballo se quedó sin recorrido. En banderillas ya se apagó. Tenía nobleza pero no motor. Abrevió Morante y se llevó una pitada incomprensible.

Al quinto el Juli se lo sacó el Juli desde el inicio al medio. Lo llevaba en recto y tenía una embestida desigual pero con recorrido. Cabeceaba al finalizar cada pase. Se aburría el toro en la muleta del de Madrid y no llegaba a los tendidos. Era deslucido Estero, pero Julián le dio una tanda por el izquierdo que fue la única que valió. Siguió dando muletazos variados intentando aprovechar lo poco que tenía el de Peña de Francia, sin transmitir nada. Oreja con división de opiniones.

Salió el Ciclón Fandi a reventar con el sexto, y lo hizo desde salida, parandolo con verónicas muy templadas, y una revolera. Banderilleó el granadino y puso su ciudad a sus pies. Fue a poner un par al quiebro, y lo arrolló dándole una fea voltereta. Se levantó como si nada y se echo de rodillas para comenzar la faena. Una tanda larga, lenta y el público en pie. Pases cambiados y toreando muy despacio. Martinetes, derechazos acompañados con la cintura, acoplándose al ritmo y condición del último de la tarde. Se puede decir mucho de David Fandila, puede gustar o no, puede ser tu estilo u odiarlo, pero lo que no se puede negar es la entrega que tiene siempre, y más después del volteretón que se llevó.

Plaza de toros de Granada. Lleno.
Toros de Hermanos García Jiménez, Olga Jiménez y Peña de Francia, de diverso juego y fuerza, para
Morante de la Puebla (canela y azabache), ovación y bronca.
El Juli (nazareno y oro), oreja y oreja con división de opiniones.
El Fandi (grosella y oro) dos orejas y oreja