La noche que cerraba el ciclo de novilladas con caballos de la Maestranza de Sevilla tuvo un nombre, el de Rafael González, que se erigió en el triunfador de las mismas tras cortar una oreja a cada uno de su lote y salir a hombros del coso del Baratillo.

El toricantano madrileño demostró que está en un gran momento, apuntalando una gran firmeza de plantas, un toreo de clase, temple y naturalidad y un capote muy habilidoso. Se topó con el mejor lote de la noche en una novillada, la de José Cruz desigual en juego y en presentación por debajo de lo esperado. Marcos resultó cogido en el glúteo e intervenido quirúrgicamente tras estoquear a su primer oponente y salió a matar al último bajo su responsabilidad ante la negativa de los doctores. Estuvo con oficio y dispuesto. García Navarrete solo pudo dejar detalles de su buen concepto del toreo.

El primer utrero de la noche tuvo unas hechuras muy sevillanas. Salió abanto pero metió bien la cara en el capote presentado por García Navarrete. Cumplió en varas, aunque le costó llegar a la contraquerencia. Bien quite realizó Rafael González, por chicuelinas con garbo. Se agrió el novillo en la muleta. Cabezazos, escaso recorrido y nula entrega. Poco pudo hacer un voluntarioso García Navarrete. Estocada baja. Silencio.

Más feo de hechuras el segundo novillo que salió noble, con movilidad pero faltó celo. Rafael González estuvo variado y vistoso con el capote intercalando verónicas, con chicuelinas y gaoneras. Justo fue el castigo. Meritorio fue el inicio de faena de González. De rodillas con pases cambiados y pases al natural que hicieron sonar la música. El novillo fue de más a menos. Sacó genio al final. La faena estuvo cimentada en la mano derecha. Figura asentada, relajada, con buen temple y muletazos largos. Fue acortando los terrenos a medida que fue avanzando la faena. Con la izquierda tuvo también algún natural suelto importante. Finalizó por unas bernardinas muy ceñidas. Estocada en el sitio. Oreja.

Fue prendido de salida Marcos cuando recibía al tercero de rodillas lanceándolo a la verónica, aunque no le impidió continuar la lidia. En el caballo se le cuidó al evidenciar una falta de fuerzas. En banderillas destacaron Miguel Martín y Fernando Sánchez. Por encima del novillo estuvo Marcos. Intentó agradar en todo momento comenzando de rodillas en el tercio y prosiguiendo con una faena de cercanías y de búsqueda del temple. El de José Cruz le faltó motor para repetir y clase. Estocada entera al tercer intento. Silencio.

Parecido de cara al primero pero de capa negra era el cuarto. Lo lanceó con habilidad a la verónica García Navarrete llegando el lucimiento. De nuevo brilló en el quite Rafael González. Esta vez por cordobinas muy lucidas. Larga fue la obra del jienense en la muleta. Estuvo muy dispuesto y técnico. Fue encelando al novillo, lleno de informalidad, y aunque la faena no llegó a romper hubo buenos muletazos sueltos por el pitón derecho. Media estocada y dos descabellos. Silencio.

Buen recibo capotero a la verónica realizó Rafael González ganándole los medios, cargando la suerte y meciendo bien los vuelos. Lo cuidó en varas. Estuvo sensacional Rafael González con la muleta. El novillo se rajó a las primeras de cambio y el madrileño no se amilanó. Le planteó la guerra en tablas y supo exprimir las enclasadas embestidas del manso en tablas. Hubo temple, gusto y naturalidad. También momentos de arrimón que encandiló a los tendidos. Dejó tandas ligadas, ganándole el paso y dejándole la muleta en la cara. Pisó los terrenos dónde los pies queman y demostró que está preparado para envites mayores. Estocada entera algo desprendida. Oreja.

Tras recibir al último García Navarrete, un novillo más alto pero justo de cara, salió por sorpresa de la enfermería Marcos, quién se hizo presente en el albero. El castigo en varas fue trasero y largo. Voluntarioso pero mermado físicamente anduvo Marcos en la muleta con un novillo falto de motor, ritmo y clase. Erró con la espada. Silencio.

Ficha del festejo: 

Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Media plaza.

Novillos de José Cruz. 1º deslucido, 2º movilidad, 3º deslucido, 4º deslucido, 5º manso con clase y 6º deslucido.

García Navarrete (azul rey y oro). Silencio y silencio.

Rafael González (gris plomo y plata). Oreja y oreja.

Marcos (azul marino y oro). Silencio y silencio.

Parte Médico: el novillero Marcos Pérez Hernández fue atendido en la enfermería de «herida por asta de toro en pliegue glúteo izquierdo con dos trayectorias descendentes de 3 y 7 centímetros. Es atendido con anestesia local. Le impide continuar la lidia».

Sergio Maya / @sergiomaya7