El festival de la localidad onubense de Almonte volvió a ser una fiesta de la solidaridad taurina, y es que todo lo recaudado fue destinado para la Hermandad del Cautivo y la asociación de fibromialgia de Almonte. Además de la vertiente caritativa el festival contó con un gran éxito artístico pudiendo ver los diferentes conceptos del toreo de cada actuante, en una tarde condicionada por el fuerte viento y las pocas posibilidades de lucimiento que ofrecieron los astados de Miguel Ángel Millares.

Abrió la tarde Juan Serrano ‘Finito de Córdoba’ que no pudo lucirse con el capote por culpa del viento y de la embestida rebrincada del de Millares. Sin celo pasó por el caballo. No se empleó tampoco en la muleta. Careció de transmisión, recorrido y emoción. Finito estuvo muy técnico, intentando alargar las arrancadas y dejando ‘chispazos’ de arte. Estocada entera trasera y algo atravesada. Ovación con saludos. 

Curro Díaz recibió al segundo de la tarde lanceando a la verónica. Al de Millares le faltó clase, sin que él de Linares pudiera redondear los lances. Empujó con fuerza al caballo. Curro Díaz superó todas las adversidades en la faena de muleta. Un viento huracanado y un toro con movilidad pero sin clase la amenazaban. El de Linares estuvo muy poderoso, con una muleta rastrera y dejándole el engaño en la cara para ligar. La faena tuvo un buen nivel, sobre todo con el toreo en redondo. Al final de la faena, con un toreo más de cercanías llegó al público con varios circulares y toreo por alto. Estocada entera arriba. 2 orejas.

Con decisión recibió a la verónica David de Miranda al tercero, que fue el que mejor se movió de inicio hasta este momento. Cumplió en varas el de Millares. Por encima del toro estuvo el de Trigueros. El burel se agotó muy pronto, parándose y defendiéndose. De Miranda demostró el gran sitio y capacidad que tiene tras su triunfo de Madrid. Intentó ligar los pases pero el de Millares no se lo admitió. No le importó y acortó las distancias, pegándose un gran arrimón y llegando con fuerza a los tendidos. Estocada casi entera algo caída. Oreja.

Empujó por dentro el cuarto de la tarde, que junto con el viento imposibilitaron el lucimiento capotero de Rafa Serna. Cumplió en varas el animal. Realizó un quite por chicuelinas ajustadas Serna. Se topó el sevillano con un toro muy deslucido, falto de fuerzas, clase y mirón. Serna demostró su disposición y firmeza y realizó un esfuerzo importante sacándole más de lo que el de Millares tenía, aunque sin poder redondear una gran obra. Pinchazo, media estocada y un descabello. Oreja.

El quinto fue para el rejoneador Andrés Romero. Salió sin fijeza y eso hizo que rápidamente Andrés le colocara el rejón de castigo. Sacó a ‘Fuente Rey’ para las banderillas. El toro tenía poco celo y Andrés tuvo que llegarle y aprovechar las querencias para torear con la grupa del equino. Clavó arriba tras quebrar a la perfección. Después sobre “Jerjes” se lució con un sostenido impresionante y clavando en la cara con rectitud. Cerró con dos banderillas cortas y una rosa muy ajustadas. Al segundo intento enterró el rejón de muerte algo caído. 2 orejas y rabo. 

Con gusto recibió Diego Vázquez a la verónica al eral que cerraba plaza. No desaprovechó el quite consiguiendo el lucimiento a través de las chicuelinas. Al novillo le faltó poder y recorrido llegando a ser pegajoso en la muleta. Diego Vázquez estuvo firme y dispuesto, intentando poner gusto a cada pase. Los mejores momentos llegaron al natural y con los conseguidos pases de pecho. Cerró con manoletinas ajustadas. Estocada entera. 2 orejas y rabo.

Ficha del festejo: 

Festival Taurino de Almonte. Plaza llena.

Toros de Millares. 1º faltó casta, 2º movilidad sin clase, 3º sin fondo, 4º deslucido, 5º noble y 6º noble sin fuerza.

Andrés Romero. 2 orejas y rabo. 

Finito de Córdoba. Ovación con saludos.

Curro Díaz. 2 orejas.

David de Miranda. Oreja.

Rafa Serna. Oreja.

Diego Vázquez. 2 orejas y rabo.

Incidencias: el festejo comenzó con 12 minutos de retraso.