2 minutos y 23 segundos, han protagonizado los toros de Cebada Gago, totalmente adulterados y desnaturalizados por los cabestros ‘artistas’ de la ganadería de El Uno.

Poco o nada que contar de un encierro desnaturalizado y sin emoción con cuatro cabestros abriendo la manada. Los corredores, no tuvieron opciones de correr prácticamente con los toros. Simplemente, hubo unos toros descolgados en el último tramo de la Calle Estafeta. los de Cebada fueron arropados en todo momento por unos bueyes con demasiada escuela.

El balance deja varios contusionados y un herido en la espalda por asta de toro.