2 minutos y 19 segundos, han marcado en el minutero los toros de Jandilla, (y con uno un poco más tardío en entrar) en un encierro fugaz, marcado por el paso de la cabestrada F1 de la ganadería de El Uno.

Sin novedades, todo previsible y adulterado desde la salida de los corrales, hasta la llegada a la plaza. Los mansos han marcado un ritmo vertiginoso abriendo la manada, y de esa manera, imposibilitando el poder correr al lado de los toros los corredores experimentados. Con cuatro cabestros abriendo la manda y soltando la cara, es prácticamente imposible coger toro.

Trasladados por caídas y golpes al Complejo Hospitalario de Navarra.