Qué fue antes, ¿El huevo o la gallina? Sin corrida, no hay encierro, pero el encierro, es la base fundamental de la Feria del Toro en Pamplona. Pero correr un encierro de bueyes sin poder coger toro, es la tontería más absurda vista en el orbe taurino.

Sin novedades al frente con un encierro monótono por una parada de cabestros que han arropado perfectamente la manada hasta el tramo de telefónica. La velocidad de estos animales mastodonticos impide que los corredores, sean los protagonistas junto al toro de lidia.

2 minutos y 49 segundos han marcado en el minutero los de Victoriano del Río. La carrera realmente duró menos, pero un toro que estuvo unos 15 segundos solo en el ruedo, hizo que la durabilidad del encierro en el cronómetro fuese mayor.

Por suerte, la única incidencia has sido los golpes y las múltiples caídas sin tener que lamentar heridos por asta de toro. Seis varones según parte médico, han sido trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra.