Mansada de libro la que trajo el Puerto de San Lorenzo para la última de las corridas de toros programadas en este 2019 en la Malagueta. La corrida del Puerto fue muy desigual en presentación y muy mansa en cuanto a juego imposibilitando las faenas redondas y compactas de los matadores anunciados.

El cartel se recompuso a primeras horas de la mañana tras saberse las lesiones del Fandi y de Sebastián Castella quedando un cartel muy para aficionados con Finito de Córdoba y Juan Ortega junto a Miguel Ángel Perera. Los tres diestros, cada uno a su forma estuvieron muy por encima. Finito dio una vuelta al ruedo en el cuarto de la tarde tras una faena de chispazos y gusto. Perera entendió a sus dos todos a la perfección demostrando el gran momento que atraviesa con un poder y capacidad envidiable. La espada le privó de la oreja, y Juan Ortega demostró que es diferente, tiene torería y a pesar de que le tocaron dos toros muy a contra estilo pudo demostrar su buen concepto del toreo tanto en capote como en muleta dando una vuelta al ruedo en el último.

‘Langosto’ del Puerto de San Lorenzo abrió la tarde. Alto de agujas y voluminoso. Fiel a su encaste salió abanto buscando la querencia sin que Finito pudiera lucirse. Derribó al caballo en el primer encuentro tomando el segundo puyazo del picador que guardaba la puerta. Muy manso en varas. En la muleta el toro no mejoró. Tras la tanda de tanteo se fue a la puerta de chiqueros dando muestras de no querer pelea. Lo intentó de todas las formas posibles Finito, alargando la faena en busca de algún muletazo bueno, y lo consiguió en algún derechazo suelto y en un sutil pase de la firma. Tanto alargó su labor que sonó el primer aviso antes de entrar a matar. Estocada tendida habilidosa al tercer intento. Ovación.

Mucho más bajo y mejor hecho estaba ‘Caraalegre’. También salió suelto aunque Perera consiguió sujetarlo y pasarlo por ambos pitones comprobando el poco poder del animal. Leve fue el castigo recibido. Magistral una vez más el tercio de banderillas. Curro Javier en los palos y Javier Ambel en la brega. Se inventó la faena un inconmensurable Miguel Ángel Perera ante otro toro manso, rajado desde que comenzó la faena. Huía el del Puerto y Perera no se desesperó. Pacientemente esperó a que el toro parara y se puso en sus terrenos, sin darle opción a la fuga. Dejándole la muleta en la cara, girando talones, sin que le tocara el engaño, como si tuviera una soga en la mano. Sorprendió a los tendidos que lo daba todo por perdido. Fueron tres tandas emocionantes pegadas a tablas en redondo, a la cuarta, se echó la muleta a la zurda y el toro volvió a no querer pelea. Estocada entera al tercer encuentro. Ovación.

‘Caratuerta’ era un toro largo pero bajo con buena cara. Juan Ortega, inteligentemente, esperó al mansito en los medios dejando cuatro verónicas cargando la suerte por el pitón izquierdo de categoría. Largo fue el castigo en varas dejándose pegar el burel. Brillaron en banderillas Juan José Trujillo y ‘Perico’ tras tres pares de gran ejecución. Por encima de otro manso estuvo Juan Ortega. Otro sin querer pelea, sin salir de tablas y huyendo. A pesar de todo a Juan Ortega se le vio que tiene algo diferente al resto. Le robó varios muletazos sueltos, aprovechando las querencias, llenos de naturalidad y verdad. Se puso siempre cargando la suerte, muy puro, poniendo mucho y la Malagueta lo vio. Solo fueron chispazos pero le valió. Estocada arriba en el segundo intento. Ovación.

Menos toro era el cuarto, ‘Langostillo’ de nombre. Sin salir huido pero sin entrega embistió al capote de Finito, el cual dejó una media verónica muy personal. Se dejó pegar en el caballo sin realizar una gran pelea. Dejó tres medias verónicas como quite Finito llenas de sabor. No tuvo gracia el toro en la muleta. No se rajó pero tampoco humillaba, ni transmitía emoción a los tendidos. Medias arrancadas con poco celo. Finito dejó chispazos de su particular tauromaquía. Puso alma y sabor a los pases y dejó un ramillete de muletazos realmente buenos que llegó con fuerza a los tendidos. Sin la rotundidad deseada dejó la faena llena de detalles. Muy voluntarioso. Gran estocada. Vuelta al ruedo tras petición.

Sin querer ver los capotes salió el quinto. Manso total. Se fue a buscarlo Perera pegándole el toro un frenazo y luego varias embestidas humilladas pero cortas.   Tampoco demostró ser bravo en el caballo, saliéndose suelto tras las dos entradas. En banderillas volvió a haber lucimiento, esta vez Javier Ambel dejó dos buenos pares, en especial el segundo. Faena de esfuerzo la de Perera. Consiguió sujetar al toro en los medios. Embestía con genio, sin entrega, soltando la cara, bruto. Se puso Perera en el sitio. Le aguantó, le bajó la mano y le templó. Le pudo con la diestra y el toro acortó el recorrido y se defendió. Perera supo que había que irse a por la espada pero tenía que hacer algo para subir la faena. Se pasó al toro cerca, por alto, pases de pecho sin inmutarse para dejar al público caliente. Antes de matar un espectador le dedicó un fandango que el matador agradeció. Perdió el trofeo con la espada al errar varias veces. Ovación.

Alto y con cuello saltó al ruedo ‘Farfador’ el último del festejo. Con mucha suavidad y sentido del temple recibió Juan Ortega al toro que no se dejó torear de capa, pero que fue el último que no huyó. Recibió un castigo muy largo ya que el toro se enceló en el peto. En el quite si pudo lucirse Ortega. Cuatro chicuelinas con garbo y sabor añejo rematadas con una gran media. Tras un inicio por bajo muy torero y prometedor, el del Puerto de San Lorenzo se agrió. Empezó a topar, salir con la cara alta y a deslucir la labor de Ortega. El sevillano estuvo muy voluntarioso, intentó ponerle alma y formalidad al toro, sin que la faena explotara finalmente dejando tan sólo detalles de gusto.

Ficha del festejo:

Plaza de Toros la Malagueta. Media plaza.

Toros del Puerto de San Lorenzo. 1º manso, 2º manso, 3º manso, 4º soso, 5º con genio y 6º deslucido.

Finito de Córdoba (catafalco y azabache). Ovación tras dos avisos y vuelta tras petición.

Miguel Ángel Perera (rosa y oro). Ovación en ambos.

Juan Ortega (verde esperanza y azabache). Ovación y vuelta tras petición.

Sergio Maya / @sergiomaya7