El ganadero portugués Joaquim Grave, sufrió una cornada esta mañana en su propia finca, Galeana, realizando las labores cotidianas de campo.

Según informan los perfiles oficiales en redes sociales de la ganadería Murteria Grave, la cornada que sufre el propio ganadero es de fuerte, pero no reviste severas consecuencias al no afectar vasos sanguíneos importantes.

Joaquim Murteira tras sufrir la cornada, fue trasladado en un helicóptero del Instituto Nacional de Emergencia Médica hasta un hospital luso, donde ha sido intervenido de una herida por asta de toro en el muslo derecho, con orificio de entrada y salida. El ganadero por suerte se encuentra estable