Por cuarto año consecutivo, Rubén Pinar ha sido reconocido con el trofeo Dámaso González que distingue al triunfador de la Feria de Albacete, y que es concedido por el Ayuntamiento. Se reconoce así su triunfo en el festejo del día 8 en el que se encerró con seis toros y cortó cuatro orejas.

Tanto el trofeo a la mejor faena de la feria, que otorga el Ateneo Albacetense, y el de la mejor estocada, patrocinado por la Asociación de Cuchillería, han sido para Emilio de Justo, que brindó una de las mejores faenas de la feria con su segundo toro el pasado lunes 16.

«Lagartijo», de La Reina, lidiado por Rubén Pinar, y el novillo «Mimoso», de Encinagrande, lidiado por José Fernando Molina el día 12 son los astados reconocidos en esta edición de la Feria de Albacete.

El premio a la mejor corrida quedó desierto, ya que no hubo una tarde que destacara.