Abría la Feria de Otoño, una novillada bien presentada pero sin ser desmesurada de Fuente Ymbro. La novillada por la terna, El Rafi, Tomás Rufo tras sus anteriores actuaciones en Las Ventas y Fernando Plaza, arrastraba buen ambiente. Pero evidentemente por sus formas, concepto, y forma de calar en el tendido, el gato al agua se lo llevó el novillero toledano. El resto, en las siguientes líneas.

El primero de la tarde, suelto y distraído de salida, echó las manos por delante en el saludo capotero. Tras el tercio de varas, este de Fuente Ymbro, sin ser malo no mostró virtudes pero tampoco defectos. Simplemente un novillo que iba y venía sin más. El Rafi, aprovechó las embestidas del novillo por el pitón derecho, y estando correcto, la faena no eclosionó. ¿Por qué? Muchas veces estando correcto y con buenas formas, parece que quedan cosas por hacer y no se llega al tendido. Por el pitón derecho, el novillo ya bajó la persiana. Estocada.

El cuarto de la tarde, más en toro que en novillo por hechuras y edad, salió suelto en saludo capotero, y su pelea en el penco fue de manso, y de manso pregonado, tuvo su comportamiento en banderillas poniendo en compromiso a los de plata. El Rafi, tuvo que apostar y en cierta medida apostó con la diestra ante un novillo muy astifino. Con la zurda, también apostó, pero por lo que sea, de igual manera le faltó conexión con los tendidos. O los tendidos, cierta empatía con el novillero. ¿Por qué? El tramo final de la faena fue sin ayuda, pero ni con esas entró en el respetable. Faena seria del novillero francés, no refrendada con la espada. Estocada baja

Rufo, por la forma de agarrar el capote en el saludo capotero y su colocación, dejó entrever que aquí se viene para…En Tomás, hay un novillero con vocación de torero. Tras el tercio de varas y dos quites de compromiso de Rufo y Plaza, el novillo un tanto brutote, entraba en banderillas con genio. El novillero toledano comenzó sin probaturas y sin dudas con la zurda, y ahí, y de esa manera, ya llegó al tendido en los primeros compases de la faena. Con la diestra y prácticamente toreando al ralentí con la muleta arrastrando el suelo, puso al respetable de acuerdo estructurando una faena seria, de buen trazo y con gusto, pero sobre todo sin vender humo. Sus doblones por bajo en el desenlace de la faena, fueron el detonante y broche de oro de la misma. Estocada.

El novillero de Pepino, de nuevo en el saludo capotero al quinto de la tarde, dejó ver claramente cual eran sus intenciones en Las Ventas. El novillo, con alegría y prontitud en los primeros tercios, dio pie para la esperanza. Eso si, Rafael González y Fernando Sánchez, saludaron tras parear. Rufo, una vez más, aplicó la misma medicina para estructurar la faena. Cabeza despejada, mano baja, buenas formas y dominio total y absoluto del escenario. Tomás, entendió y domeñó las embestidas prontas y alegres de «Hechizo» por ambos pitones, dominando las alturas, y las distancias en los cites. Con la zurda, la de los billetes, tuvo momentos de alto voltaje electrizando los tendidos. Con la diestra y su toreo vertical, el rugido de la plaza puso de manifiesto que, «Nos apetece seguir viéndote» Estocada.

El tercero de la tarde, sin malas ideas, ya mostró menos opciones de salida y sin estar tampoco totalmente definido, llegó al tercio de muleta quedando todo en manos del novillero. Virtudes y defectos del novillo, que dejaron ver el buen concepto de Fernado. El de Fuente Ymbro, sin malas ideas, pero de rebrincada embestida, iba y venía al toque de la muleta sin más. Plaza, de concepto vertical y de buen trazo, también pudo apretar un poco más. En resumidas cuentas, una faena de buenas formas, pero sin eco en los tendidos. Estocada tendida.

Tras el saludo capotero de Plaza, tras un tropezón del novillero, casi le cuesta un disgusto al ser volteado sin consecuencias. El de Fuente Ymbro, sin definir en su totalidad pero con el defecto acentuado de soltar la cara, quedaba en manos del novillero que cerraba la tarde. Plaza expuso en los primeros compases de la faena con la diestra, y el novillo, con ideas ratoneras en la cabeza, sabía lo que dejaba atrás. La faena prácticamente integra fue basada por el pitón derecho, estuvo entre el ¡Uy! y el ¡Ay! en los tendidos. Con la zurda también cruzó esa línea que gusta cruzar en Madrid. Estocada haciendo guardia, dos pinchazos y estocada.

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de Las Ventas 3/4 de entrada aproximadamente. Novillos de Fuente Ymbro de juego variado pero desigual, siendo el mejor para el novillero, el quinto de la tarde.

El Rafi. Silencio en ambos

Tomás Rufo. Oreja en ambos

Fernando Plaza. Silencio en ambos