El primero manifestó problemas de visión desde el principio, lo vio Cayetano y así se lo comunicó al presidente que hizo caso omiso. Buen inicio de faena por abajo, lo único destacado de la faena. Después el animal se rajó y poco más se pudo hacer. Agridulce debut del menor de los Rivera. 

Templado recibo capotero de Ginés Marín que terminó con una desagradable voltereta del animal. Buen quite por saltilleras mirando al tendido del extremeño, que demostró un buen manejo de las sedas. Con la muleta lo recibió de rodillas para después realizar una faena muy templada basada en la ligazón. Dominó la mano izquierda donde el torero consiguió los mejores pasajes de la faena. Cerró con unas bernardinas que calaron en los tendidos. Lo mató de una estocada entera algo trasera y el burel no tardó en doblar. 

Debutaba Aguado en este coso, y con el capote ya se escuchaba el run run en los tendidos. Lo mejor, la media que todavía está durando en este coso. Muy torero el inicio de muleta. La faena tuvo como virtud el temple pero deslucieron mucho los diversos enganchones. En el primer intento la espada le hizo guardia y tras un pinchazo y estocada terminó con su oponente. El fallo con los aceros disolvió cualquier opción de triunfo. 

Cayetano recibió a su segundo con el capote muy pegado a tablas. Con la muleta lo intentó ante un toro venido a menos. Lo paso por ambos pitones sin gran calado en el público, en ocasiones un tanto acelerado. La estocada hasta la bola puso fin a la agridulce tarde de Cayetano. Se marchó de la plaza a la muerte del cuarto. 

De nuevo destacó Marin con el capote que recibió a este quinto con una larga de pie. Brindó al público la faena y se marchó directo al tercio. Con ayudados por alto empezó el diestro para terminar por bajo y sacárselo a los medios de manera muy eficaz. Fue una faena de poder y mando ante un toro que al principio le costaba ir pero terminó siendo el mejor de la tarde. Dominó y templó con la diestra formando un auténtico alboroto en los tendidos. El toro fue por donde Marin quiso, tuvo motor y clase, de menos a más. Con la zurda lo citó de lejos en dos tandas y consiguió los pasajes más explosivos de la tarde. Empezaron a asomar los primeros pañuelos y pitos para pedir el indulto del animal. Gines Marín indultó a “Mendaz”. 

Después de la explosión del quinto era difícil mantener la compostura pero Aguado encandiló de nuevo al tendido en una larga faena de muleta. Ante un toro soso y noble que entre poco y nada decía, Aguado lo intentó por la diestra logrando los mejores pasajes. Con la izquierda el animal ya no pudo más, pese a ello el sevillano dejó detalles de su toreo. Estuvo muy metido en la faena pese a ser difícil el triunfo. Lo mató de una estocada trasera y algo caída que no tardó en hacer efecto. La oreja premio la tarde del diestro. 

Ficha del festejo. 

Plaza de toros de Zafra, primera de feria. Algo más de media plaza. Toros de Zalduendo. El primero rajado, bueno el segundo, noble el tercero, soso el cuarto, bravo el quinto, de nombre Mendaz y herrado con el número 195 que fue indultado y flojo el cierra plaza. 

Cayetano (azul rey y azabache): silencio y  palmas. 

Ginés Marín (azul marino y oro): dos orejas y dos orejas simbólicas. 

Pablo Aguado (carmelita y oro): ovación y oreja. 

Imágenes: FIT. 

Carlos Grasa Pejenaute.